lunes, 30 de noviembre de 2009

El 7,5% de los niños españoles tiene alergia a algún alimento

Y sufre una de cada cinco reacciones en el colegio

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

http://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20091127115158.jpg
Foto: EP

Un 7,5 por ciento de la población infantil española tiene alergia a algún alimento y sufre el 18 por ciento de las reacciones mientras está en el centro escolar, según informó la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex (AEPNAA) que organiza este fin de semana en Madrid la 'XIII Jornada Informativa sobre las alergias de alimentos y látex: dificultades en la escuela', dirigida a profesores, educadores, cuidadores de comedores y cocineros.

En la mayoría de comedores escolares, denuncia AEPNAA, no se controlan todos los ingredientes o se cometen errores en cuanto a manipulación y almacenamiento del menú. Un conocimiento de la afección, de la medicación de rescate y de recursos pedagógicos específicos, "da al educador herramientas para tratar al niño con tranquilidad y mejorar su seguridad e integración en el aula", explicó la asociación en un comunicado.

La alergia es una respuesta exagerada del organismo ante una sustancia (alérgeno), que por sí misma es inofensiva para el resto de población. En la alergia a alimentos, el desencadenante de la reacción es el contacto, ingestión o inhalación de un alimento. Ocho de cada diez alérgicos presenta manifestaciones cutáneas como la urticaria y el prurito, sobre todo en la mucosa oral.

Tres de cada 10 presentan trastornos digestivos, como vómitos y diarrea aguda. Las manifestaciones respiratorias consisten en rinitis, tos y a veces crisis de asma. Asimismo, y aunque menos frecuente, pueden sufrir anafilaxia generalizada con los frutos secos, huevo, pescado, crustáceos y leche.

"La única herramienta contra las reacciones, que a veces son graves e incluso potencialmente mortales, es la prevención", aseguró Belén de la Hoz, alergóloga del Hospital Ramón y Cajal de Madrid que ofrecerá una charla en esta jornada sobre los síntomas, tratamientos y escolarización de niños alérgicos.

En este sentido, la doctora De la Hoz recomendó a los pacientes que han presentado reacciones a alimentos llevar siempre medicación de rescate consigo (antihistamínicos, corticoides, broncodilatadores inhalados y en algunos casos adrenalina) "ante el riesgo de sufrir de una anafilaxia por ingestión inadvertida del alimento al que se es alérgico".

Fuente : http://www.europapress.es/salud/noticia-75-ninos-espanoles-tiene-alergia-algun-alimento-20091127115158.html

MESA REDONDA: El reto de la postadopción.

FECHA : 3 DE DICIEMBRE DE 2009

En el marco de la acción formativa dirigida a familias adoptantes Postadopción: adaptación psicosocial y familiar de los niñ@s adoptados, la Fundación María José Jove desarrolla como conclusión una MESA REDONDA, bajo el titulo genérico de El reto de la postadopción, en la que participarán relevantes especialistas del ámbito de la adopción, con el fin de ampliar la visión sobre la postadopción y la adaptación social y familiar de los niñ@s adoptados.

En esta MESA REDONDA se aboradará la adopción desde la perspectiva psicosocial, familiar y educativa. Por este motivo, la asistencia a esta nueva iniciativa de la Fundación María José Jove está abierta al PÚBLICO EN GENERAL, y especialmente dirigida a FAMILIAS ADOPTANTES, FAMILIAS EN PROCESO DE ADOPCIÓN, PSICÓLOGOS, PSICOPEDAGOGOS, EDUCADORES SOCIALES, ORIENTADORES DE CENTROS EDUCATIVOS, PROFESORES, ABOGADOS, JUECES, PERSONAL DE LAS ECAIs, etc...

PROGRAMA Y RELATORES

El programa y relatores que formarán parte de esta mesa redonda es el siguiente:

  • "El proceso de la adaptación del niño y capacidades de comprensión por parte de los padres".

Vinyet Mirabent. Psicóloga clínica y psicoterapeuta. Fundació Vidal i Barraquer.

  • "Postadopción, la perspectiva familiar".

Javier Álvarez-Ossorio. Coordinador General de CORA, Federación Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopción y el Acogimiento.

  • "Orígenes y desarrollo de la entidad en adopción: enigmas de la relación entre hijos y padres".

Juan Alonso Casalilla Galán. Psicólogo del Departamento de Adopciones de la Comunidad de Madrid. Coautor de "Manual para la valoración de la idoneidad" y "El reto de ser padres. Guía práctica de postadopción".

  • "La actuación de la Administración en la postadopción".

Carmen Fernández Mera. Jefa de Servicio de Menores. Delegación territorial de la Consellería de Traballo e Benestar. Xunta de Galicia.

  • Moderadora:

María Martínez Lemos, Directora de AdaptaSocial.

HORARIO E INSCRIPCIÓN

Esta MESA REDONDA tendrá lugar el 3 DE DICIEMBRE DE 2009, de 17 a 19 horas, en la sede de la Fundación María José Jove (A Coruña).

Para inscribirse, con carácter GRATUITO, pueden hacerlo a través del FORMULARIO que aparece a continuación.

(Confirmaremos la plaza mediante correo electrónico)

Fecha Jueves, 03 diciembre 2009

Inscripción

Fuente : http://www.fundacionmariajosejove.org/inicio/presentacion/

Fotos para fomentar el desarrollo

«3 en raya» muestra en la Fundación María José Jove una compilación de imágenes de niños de orfanatos de la India, Nepal o Ecuador que podrían ser adoptados.

http://media.lavozdegalicia.es/default/2009/11/28/0012_2664349/Foto/h28c10F1.jpg
Gutiérrez Muñoz fue presentado por Felipa Jove en esta actividad del programa de postadopción

Los nuevos tiempos han dado lugar a que algunos partos no sean ni por cesárea, ni naturales, ni con epidural sino que tengan lugar por fax o correo electrónico; son los medios a través de los que muchas veces los matrimonios que han adoptado a una nueva criatura reciben la primera imagen de la misma, el momento en que los ven por primera vez antes de conocerlos físicamente. Fotografías de esos críos que un día podrían ser adoptados por parejas coruñesas forman la exposición 3 en Raya inaugurada en la tarde de ayer en la sede de la Fundación María José Jove y que estará abierta hasta el próximo día 18 de diciembre.

Estas imágenes fueron tomadas en los orfanatos de Bal Mandir (India), Matruchhaya (Nepal) y Sinincay (Ecuador). Los autores de las fotos son los componentes del grupo de investigación Arte al Servicio de la Sociedad, integrado por alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad complutense de Madrid. José Luis Gutiérrez Muñoz, profesor titular y director del departamento de escultura de la mencionada facultad es quien encabeza este grupo investigador.

La realidad diaria de los niños

Las imágenes expuestas podrán verse de lunes a viernes de 9.30 a 14 horas por la mañana y de 16 a 19.30 por la tarde. Estas fotos muestran la realidad diaria de cómo viven estos niños, a que dedican su tiempo y cómo van creciendo.

Gutiérrez Muñoz, que es el principal autor de las fotografías, habló ayer del contenido de la exposición y de las razones por las que se ha instalado en la Fundación María José Jove, así como de su experiencia de padre adoptante.

Este docente universitario y artista argumentó en su intervención que el arte no puede limitarse a generar diversos objetos que solo sirvan como elementos decorativos: «Considero que el arte ha de esforzarse en ofrecerse como vehículo de transformación social y de ayuda para construir un mundo más justo, más solidario, más creativo, más crítico, más humano y acogedor», argumentó en su disertación.

En esta postura del arte como elemento que debe servir para fomentar el desarrollo se ha ido afianzando José Luis Gutiérrez Muñoz a lo largo de los últimos seis años. Fue en este tiempo cuando tuvieron lugar las visitas a distintos orfanatos del mundo y por ello insistió en en la Fundación María José Jove en el importante papel del arte como fuente de desarrollo: «Con nuestras acciones llevamos alegría a niños que la necesitan tanto como la comida; y además, esta labor creativa en esos lugares de abandono puede ser el germen de un cambio que va mucho más allá de lo artístico».

La conferencia de Gutiérrez y la exposición forman parte del programa puesto en marcha por la Fundación María José Jove con el título de Postadopción. Adaptación psicosocial y familiar de los niñ@s adoptados, «un proyecto pionero en Galicia que tiene como objetivo prevenir posibles problemas de desajuste en la convivencia y favorecer la incorporación familiar y social de los niños adoptados», indican desde la entidad.

Este programa concluirá el próximo jueves, día 3 de diciembre, con una mesa redonda en la que participarán «renombrados especialistas en postadopción y en la que también se analizarán las conclusiones de esta acción formativa», resumen desde la Fundación María José Jove.

Fundación Maria José Jove : http://www.fundacionmariajosejove.org/inicio/areas-de-actividad/promocion-cultural/actividades-eventos-y-exposiciones/exposicion-fotografica-tres-en-raya/

Información entradas/invitaciones

3 EN RAYA es una exposición ubicada en la Planta Baja de nuestra sede (Galileo Galilei, 4 A Edif. Work Center A Coruña) que permanecerá abierta al público desde el 27 de noviembre hasta el 18 de diciembre de 2009.

HORARIO DE VISITA: lunes a viernes, de 9.30h a 14h y de 16.30h a 20h

ENTRADA LIBRE Y GRATUÍTA

PARA VISITAS EN GRUPO, llamar al 981 160 265 o en fmjj@fundacionmariajosejove.org


Fuente : http://www.lavozdegalicia.es/coruna/2009/11/28/0003_8137422.htm

Demasiado niña para ser mujer

La consulta de endocrinología pediátrica del hospital Reina Sofía de Córdoba recibe a menudo a niñas en edad de jugar que acaban de experimentar un estirón prematuro. Lo mismo sucede en las consultas de endocrinología infantil de otras ciudades españolas. "¿No se puede parar esto?", preguntan a veces los padres al médico. Con "esto" los padres se refieren al crecimiento prematuro, la aparición del botón mamario, el vello, las curvas incipientes... Todo un preludio de cambios físicos anticipados en niñas que aún no tienen ocho años. "Esto" presagia el adiós a la infancia a una edad en la que jugar es todavía el verbo más conjugado. "Esto" tiene un nombre: se denomina pubertad precoz si aparece antes de los ocho años (o de los nueve en los niños). Y pubertad adelantada si los cambios se inician a partir de los ocho años.

Esta última, la adelantada, se considera una variante de la normalidad, la parte extrema de un proceso que tiende a ser cada vez más temprano en nuestras latitudes. La que preocupa a los especialistas, la patológica, es la precoz. Y ya no es tampoco una rareza. De acuerdo con los estudios existentes, su incidencia de oscila entre 1/5.000 y 1/10.000.

Los expertos coinciden: la edad media de la pubertad y en consecuencia de la primera regla, se ha adelantado en Europa. Un estudio publicado en abril de 2009 en Copenhague sostiene que las danesas inician ahora la menarquia (primera menstruación) un año antes que hace 15 años. Es un fenómeno general. Ramón Cañete, jefe de la unidad de endocrinología pediátrica y del crecimiento del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, empieza a situar ya la edad media de la primera regla entre los once y doce años. Un dato orientativo, ya que hasta ahora los especialistas tomaban como referencia los 12 y medio en nuestro entorno. Lo llamativo es que además del adelanto general del reloj de la pubertad, se está dando un desarrollo precoz en niñas que, o están sobrealimentadas o han pasado en poco tiempo de la malnutrición a una dieta más rica y variada.

"Cada vez es más frecuente ver que la pubertad se inicie entre los 8 y diez años. Las razones se desconocen aún. Puede haber factores genéticos, pero el papel de los estímulos sociales parece claro: bienestar, buena alimentación, mejores vacunas", dice Ramón Cañete. Como consecuencia, la etapa infantil se acorta. Pero la mayoría de los niños que entran en la pubertad de forma tan abrupta se sienten perplejos, e incluso divididos. En su espejo interior se ven a sí mismos como niños. En el exterior, observan sus cambios con expectación, pero no se identifican aún con ellos. Necesitan tiempo.

"Los profesionales tenemos la idea clara de que las niñas maduran más tempranamente que hace 30 o 40 años", afirma el doctor Manuel Pombo. Este especialista remite a un estudio de 1997 realizado en Estados Unidos por la doctora Marcia Herman-Giddens, que reunió datos de 17.070 niñas de edades comprendidas entre los 3 y 12 años. "El estudio concluía que el 37,8% de las niñas negras y el 10,5% de las blancas de 8 años habían iniciado su desarrollo mamario". Curiosamente, "la media de la edad de la menarquia para las niñas blancas era de 12,8 años y para las negras, de 12,1 años, no tan alejadas de la que se viene dando en nuestro medio", añade Pombo.

Algunos estudios relacionan la pubertad temprana con el aumento de la obesidad. "Las niñas con sobrepeso tienden a madurar antes que las otras", recuerda el doctor Pombo. Pero el especialista baraja también otras posibles causas. Por un lado, "la presencia de estrógenos" no ya en productos cárnicos, sino en algunos cosméticos, sobre todo los de venta no controlada". Por otro, "los llamados disruptores endocrinos", es decir, sustancias químicas como los plaguicidas u otros compuestos utilizados en la industria agroalimentaria, "capaces de alterar los mensajes que las hormonas transmiten a las células", añade Pombo.

Informes recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han advertido de la especial vulnerabilidad de los niños a la exposición de sustancias químicas durante las distintas etapas del crecimiento. La pubertad precoz o por contra, el retraso en la maduración sexual serían algunas de las consecuencias. El doctor Cañete no desdeña la influencia de estas sustancias tóxicas que favorecen la fijación de grasas, pero se muestra cauto: "Hay estudios en marcha pero están aún inmaduros para sacar conclusiones". Confía, además, en que se hayan corregido ya en la industria alimentaria prácticas del pasado basadas en añadir estrógenos a los pollos y a la carne.

Ramón Cañete atendió recientemente a varias niñas de origen nepalí adoptadas en torno a los cinco y seis años por familias andaluzas. Antes de cumplir el año en sus nuevos hogares, tiempo suficiente para familiarizarse con la dieta mediterránea, las niñas se vieron abocadas a la pubertad. Poco a poco el fenómeno se repitió en otras zonas, y no siempre ligado a la adopción internacional.

"El riesgo de tener pubertad precoz en los niños adoptados en España es entre 10 y 20 veces mayor, sobre todo si llegaron a su nueva familia con más de tres años", declara el doctor Pombo. "El cambio nutricional juega un papel evidente. En algunos casos, el paso de una dieta pobre a una más equilibrada estimularía la producción de hormonas y eso favorecería la maduración sexual. Sin olvidar que los factores psicológicos y el equilibrio personal derivado de la nueva situación, podrían precipitar la pubertad", agrega.

En estos momentos entre 20 y 25 niñas siguen tratamiento o están siendo observadas en el departamento de endocrinología pediátrica que dirige Cañete. "Veo alguna todos los días". Por el contrario, sólo tiene un niño con pubertad precoz, por lo que basándose en su experiencia, calcula que la proporción es de unas 20 niñas por niño. Una apreciación que coincide con otras estimaciones que atribuyen una proporción de entre 3 y 23 niñas por niño.

La madre apuntaba cada tanto la talla de su hijo. Con pocos años, ya parecía un árbol. No paraba. Hasta que la madre observó que no sólo crecía. Cambiaba a enorme velocidad. Se insinuaba en sus rasgos una pubertad temprana para un chaval de siete años. Era el verano de 2006 y sus padres decidieron llevar al pequeño al endocrino de un hospital madrileño. En la consulta, el chico se encontró con varias niñas de su edad. Todos tenían algo en común: un exceso de talla y en muchos casos un índice de masa corporal superior al que les correspondía por edad.

En los chavales el estirón temprano es menos frecuente, pero más inquietante: en algunos puede indicar la existencia de un tumor o una alteración. Por fortuna, "el diagnóstico de nuestro hijo fue de pubertad precoz por causa desconocida", relata la madre, Beni Martín. "Le hicieron análisis de sangre y dos resonancias magnéticas y no había ninguna causa orgánica. Así que no montamos ningún drama", añade Martín. Desde entonces, su hijo tiene que seguir una medicación (una inyección cada cierto tiempo) para frenar una masculinización excesiva para el cuerpo y la mentalidad de quien es un niño. El chaval ha aceptado esta circunstancia con naturalidad. "No hemos apreciado que sienta timidez o vergüenza en el colegio ni a la hora de hacer deporte o ir a la piscina en vacaciones", continúa la madre. Los psicólogos sostienen que la serenidad de los padres facilita que los niños vivan este proceso evolutivo sin agobios.

Algo parecido se vivió en la familia de una niña madrileña adoptada en un país latinoamericano. Los padres la llevaron al especialista de endocrinología pediátrica a los ocho años al ver que crecía apresuradamente. La prueba ósea dio algo más de un año de adelanto sobre la edad cronológica. Al encontrarse en el límite entre la pubertad precoz y la adelantada, el especialista desaconsejó que se le medicara para frenar su evolución. "Un segundo especialista al que consultamos sí dijo que podía ser tratada, pero al final nos convenció más el primer criterio", dice la madre. "No era una enfermedad, por lo tanto, no había que "medicalizar la situación", asegura. La evolución siguió su curso y la niña finalmente tuvo la primera regla en torno a los diez años. Igual que algunas chicas no adoptadas que había conocido en la sala de espera.

No siempre se actúa así. Hay especialistas y familias que optan por retrasar la primera regla hasta los once años. En algunos casos por tratarse de una clara pubertad precoz. En otros por una combinación de motivos psicológicos y sociales. Además del desconcierto con que la niña (o el niño) pude vivir estos cambios prematuros justo cuando acaba de traspasar la edad del llamado uso de razón, el doctor Cañete ha observado "sufrimiento" en algunos padres. Por la responsabilidad que se les viene encima a ellos y a sus hijos, a menudo. E incluso por el temor a que sus hijos se vean abocados a una iniciación sexual igualmente precoz. Algo que, según los especialistas, no tiene que ir en paralelo. Pero a veces los padres se sienten también inquietos por la disparidad entre las exigencias de la naturaleza y las costumbres y rituales atribuidos a la infancia. Como los padres de una niña con la pubertad muy adelantada que iba a hacer la primera Comunión en los meses siguientes: temían que la regla apareciera ese día y que, en cualquier caso, con aquel vestido de organdí que el colegio elegía para la ceremonia su hija pareciera más una novia que una comulgante.

"El tratamiento es fácil", explica el doctor Cañete. "Consiste en una inyección mensual de análogos de la GnRH (la hormona responsable de iniciar la pubertad). No se vuelve atrás, pero los cambios se detienen, no progresan", explica Ramón Cañete. ¿Durante cuánto tiempo? "Durante dos o tres años, hasta alcanzar la edad habitual del desarrollo". Cañete explica que no tiene consecuencias sanitarias o reproductivas posteriores. Algunas de estas antiguas niñas, ya adultas, han sido madres.

"Es lamentable que este fenómeno se desconozca y que no se consulte antes de la primera regla", insiste el doctor Cañete. "Una vez que se tiene la menstruación, ya no es posible frenar el proceso. En casos e indicaciones muy concretos se puede estudiar interrumpir la regla durante un corto periodo de tiempo, pero ya no influiría en la talla final. Para que la niña siga creciendo hay que intervenir antes", recuerda.

En España, la Sociedad de Endocrinología Pediátrica está tratando de centralizar los datos de seguimiento de estos pequeños pacientes para conocer en un futuro próximo la frecuencia de esta patología.

El doctor Pombo explica que una predicción de talla adulta en las niñas inferior a 155 centímetros (o por debajo en 5 centímetros de su talla genética) o una maduración del hueso avanzada en más de dos años, son algunas de las razones, además de las psicológicas, para iniciar el tratamiento con los denominados agonistas de la gonadorelina (GnRH o LHRH).

No hay que olvidar que, pasada la primera regla, la talla suele aumentar entre cuatro y siete centímetros. Una de las paradojas que experimentan algunas de estas niñas que viven con cierto pudor ser las más altas de su clase durante uno o dos cursos, es que al final pueden quedarse con una altura por debajo de sus expectativas.

¿Quién me ha robado la infancia?

El impacto psicológico y emocional es acusado. El niño con pubertad precoz, más bien la niña, vive "una discrepancia entre el desarrollo somático y hormonal que aflora y el desarrollo cognitivo de su edad cronológica", explica María Jesús Mafantil del hospital Gregorio Marañón. Sin embargo, la doctora Mardomingo es clara: "No se ha establecido una relación entre pubertad precoz y psicopatología. Se trata de un trastorno hormonal, pero no entraña mayor riesgo psicológico posterior". De cualquier modo, "puede haber problemas de relación con el grupo, algo importante de cara a la afirmación personal de la niña. Y quizás extrañeza ante sí misma, ya que en la niña el proceso de maduración es más visible", añade.

El adelanto de la pubertad suele relacionarse con la puesta en marcha del interés sexual, pero "éste está medido y compensado con otros factores. El estallido hormonal no implica necesariamente un repunte de la libido a edades tan tempranas: depende de la educación, el carácter de la niña, de su madurez psicológica y otras circunstancias. No hay paralelismos", subraya Mardomingo. "Los rasgos morfológicos y los cambios físicos sí empujan en algunos casos a quemar etapas", pero la mayoría mantiene sentimientos e intereses infantiles.

¿Quién me ha robado la infancia? ¿Por qué tengo que vestirme de mayor y ser coqueta? se preguntan algunas niñas. "Quiero jugar", insisten. No todas reaccionan igual. La actitud de estas niñas-jóvenes ante los cambios que les ofrece el espejo es diversa. Algunas pisan el acelerador y comienzan a comportarse como preadolescentes en potencia: quedan con las amigas si se lo permiten sus padres, van juntas de compras, deciden que jugar es cosa de niñas pequeñas y empiezan a hablar de depilatorios y brillos de labios. Otras encorvan los hombros para esconder sus formas, viven pasivamente estos cambios, buscan compañeros de juegos más pequeños y no sienten interés por pasarse a la moda juvenil. "Que dure", dice la madre de una de estas últimas.

María Jesús Mardomingo opina que al margen del adelanto objetivo de la pubertad, hay una tendencia social o de márketing a acortar o escamotear la infancia. "Se viste a las niñas de doce años como si tuvieran 18 años". Todo se confabula para ir deprisa. Volver atrás es ya una utopía.

Fuente : http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Demasiado/nina/ser/mujer/elpepisoc/20091128elpepisoc_1/Tes

Aumenta el número de niños con comportamientos antisociales en familias progresitas

Un estudio de la Fundación Jaume Bofill alerta que hay más niños antisociales en familias progresistas. Al contrario de lo que se suele pensar, no sólo las familias desestructuradas son las peores en el momento de ayudar en la educación de los hijos.

http://www.cope.es/file_upload/imagen/283x167/1245836941318785767.jpg
Niños

En el estudio se clasifica los diferentes tipos de familia en cuatro tipologías: progresista, tradicional, conflictiva y convencional y se constata que dos colectivos tienen problemas importantes en el momento de educar a sus hijos. Por un lado, las familias conflictivas son las que más problemáticas presentan, ya que arrastran a los hijos a las dificultades que ellos mismos sufren. Pero el dato más relevante es quizá que hijos de familias progresistas, con padres con profesiones altamente cualificadas, presentan una conducta marcadamente antisocial, puesto que los progenitores delegan gran parte de su educación a otras entidades como la escuela por falta de tiempo

En líneas generales, sin embargo, la nota media de las familias catalanas es de notable, de un 7, pero se alerta que existen diferencias notables entre unos y otros modelos familiares.

Fuente : http://www.cope.es/barcelona/27-11-09--aumenta-numero-ninos-comportamientos-antisociales-familias-progresitas-109941-2

Cruz Roja Española organiza este sábado en Cáceres el II Encuentro de Familias Adoptivas

No he tenido tiempo de actualizar el blog este fin de semana y por consecuencia no he podido poner este artículo antes y me disculpo por ello. Lo pongo igualmente para quienes hayan asistido puedan aportar sus comentarios. Gracias.


La jornada reunirá a 260 personas que tienen hijos adoptivos en Extremadura y se enmarca en las actividades desarrolladas por el Servicio de Postadopción, un recurso gratuito de la Junta de Extremadura que ofrece apoyo y asesoramiento a estas familias.

27/11/2009
Cruz Roja Española en Extremadura, en colaboración con la Consejería de Igualdad y Empleo, celebrarán este sábado, en el Salón de Actos de la Universidad Laboral de Cáceres, el II Encuentro de Familias Adoptivas que reunirá a más de 260 personas que tienen hijos adoptados en Extremadura.

El encuentro se enmarca en las actividades que desarrolla el Servicio de Postadopcion, un recurso gratuito de la Junta de Extremadura que ejecuta Cruz Roja Española, y que pretende ofrecer apoyo y asesoramiento a aquellas familias que adoptaron, en su día un niño o una niña.

Durante la jornada, se desarrollarán distintas ponencias, mesas redondas y coloquios, así como talleres que abordarán distintos aspectos relacionados con la adopción y Postadopcion, explica la organización en un comunicado de prensa.

El encuentro será inaugurado a las 10:00 horas de la mañana por la acaldesa de Cáceres, Carmen Heras, el presidente Autonómico de Cruz Roja en Extremadura, Javier Caro y la directora general de Infancia y Familias de la Junta de Extremadura, Nuria Sánchez.

Según el Presidente Autonómico de de Cruz Roja, el Servicio de Postadopcion constituye una herramienta indispensable para facilitar la vida de las familias adoptantes y cuenta con personal especializados que prestan asesoramiento a estas unidades familiares en todo el territorio de la Comunidad Autónoma.

Fuente : http://www.regiondigital.com/periodico/C%C3%A1ceres%20Ciudad/cruz_roja_espanola_organiza_este_sabado_caceres_encuentro_familias_adoptivas-110706.html

Gripe pandémica: diferencias entre Europa y Estados Unidos

http://4.bp.blogspot.com/_TF-WXFs7-RU/SvWzV9F5LOI/AAAAAAAAAWE/Xp4AUSqL5BQ/s320/Union-Europea.jpg

Hoy día 7 de noviembre se ha procedido a la actualización semanal del informe técnico sobre gripe pandémica A (H1N1) 2009.

En esta ocasión, se ha actualizado únicamente el capítulo de magnitud de la enfermedad.

La gripe sigue aumentando su incidencia en el hemisferio norte. Sigue manteniendo el mismo comportamiento que en el hemisferio sur, afectando especialmente a niños y adolescentes, de forma leve.

Llama la atención la evolución diferente de la enfermedad en ambos continentes en lo que se refiere a la mortalidad. Si hiciéramos una comparación directa entre Estados Unidos y la Unión Europea y otros países del Espacio Económico Europeo, llama poderosamente la atención lo siguiente:

Estados Unidos: 1.265 fallecidos (población aproximada: 300 millones)
Europa: 389 fallecidos (población aproximada: 500 millones)

Es complicado interpretar esta diferencia de mortalidad desde el comienzo de la enfermedad allá por el mes de abril, aunque pueden influir, entre otros, los diferentes criterios de definición de caso fallecido y la diferente organización de la atención sanitaria en ambos continentes: en Estados Unidos no hay un sistema Nacional de Salud (SNS) "a la europea" que asegure una adecuada cobertura sanitaria pública a sus ciudadanos mientras que en Europa, con las peculiaridades propias de cada país, es frecuente la existencia de un SNS que atienda a las necesidades sanitarias básicas de la mayoría de la población.

Llama de nuevo la atención el elevado porcentaje de fallecidos menores de 17 años en Estados Unidos, algo más del 10%, cifra muy elevada respecto a la de otros países por los que ya ha pasado la epidemia (hemisferio sur) y más elevada que sus vecinos canadienses del norte (4%). La mortalidad en niños y adolescentes norteamericanos se concentra, además, en los mayores de 5 años (más del 75% de los muertos en edad pediátrica).

De nuevo urge, como mencionábamos la semana pasada, que se publiquen las características de los casos pediátricos fallecidos en aquel país, dado el diferente y elevado patrón de mortalidad que en este grupo de edad se presenta allí. Incluyendo también una descripción detallada de sus características socioeconómicas: si alguna lección puede extraerse de la experiencia del hemisferio sur, es que la gripe pandémica (como sucede con tantas otras enfermedades) presenta una mayor morbimortalidad entre los estratos económicos más desfavorecidos.

El acceso al informe íntegro puede hacerse desde este enlace: http://www.aeped.es/gripe/pdf/informe_tecnico_gripe.pdf

Fuente : http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/2009/11/gripe-pandemica-diferencias-entre.html

Neumonía en niños con gripe pandémica que fallecieron: ¿Cual es su etiología?

A estas alturas del partido ya sabemos que la gripe pandémicas en una enfermedad leve, que se resuelve espontáneamente en la inmensa mayoría de los casos.

No está pasando desapercibido, sin embargo, que en Estados Unidos la mortalidad infantil asociada a esta enfermedad es superior a la de otros países desarrollados.

Los norteamericanos están realizando un análisis detallado de los casos pediátricos mortales. Queremos llamar la atención sobre un detalle que puede tener su importancia para el tratamiento de aquellos casos graves que requieran ingreso en UCI: la coinfección bacteriana.

En la revista New England Journal of Medicine se publicó recientemente un artículo en el que se revisaban los resultados de los cultivos bacterinos en 53 niños y adolescentes. En 17 (32%) se aislaron bacterias en lugares habitualmente estériles. De estas, ocho eran S. aureus (seis de ellos meticilin-resistentes). En el último boletín epidemiológico sobre gripe pandémica de Estados Unidos, del 14 de noviembre, se ofrecen cifras más actualizadas: sobre 138 niños fallecidos, se aislaron bacterias de sitios habitualmente estériles en 74. En 23 casos (31,1%) con cultivo positivo se aisló S. aureus en ocho (34,8%), seis de ellos meticilin-resistentes. La mayoría de estos niños fallecidos (21 de 23) eran mayores de cinco años.

Son datos procedentes de pocos casos e - insistimos - proceden de niños que fallecieron. Por lo tanto, y con las debidas precauciones, estos datos pueden ser útiles para ser tenidos en cuenta a lo hora de escoger un tratamiento antibiótico en niños gravemente afectados que precisan ingreso en UCI.

En el artículo mencionado de New England Journal of Medicine se ofrece una tabla orientativa que puede ser útil para sospechar la presencia/ausencia de coinfección bacteriana en niños con gripe pandémica ingresados por neumonía.


Fuente : http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/2009/11/neumonia-en-ninos-con-gripe-pandemica.html

Chucherías: tentación dulce pero poco saludable

El consumo de golosinas no proporciona a nuestro organismo nutrientes necesarios, por lo que su consumo habitual es desaconsejable. Aportan calorías, azúcares y aditivos en exceso.

Detrás de una bolsa de gominolas o de un puñado de chucherías casi siempre hay un niño sonriente que disfruta masticando azúcar coloreado y de diversos sabores, pero no todo termina ahí. A veces, los consumidores, incluso compulsivos, de este tipo de productos son adultos. En esos dulces con nombres o formas tan apetitosos como jamones, plátanos, huevos y moras hay azúcares, jarabe de glucosa, agua, gelatina, aromas, colorantes y otros ingredientes con los que se elaboran las gominolas coloreadas. Si en lugar de estar cubiertos de azúcar brillan al modo de regalices y fresas es porque en su elaboración se han utilizado aceites y ceras. Pero ninguno de estos ingredientes son necesarios o provechosos para la dieta, ya que hay alimentos que aportan esos nutrientes en proporciones más equilibradas que las de las chuches. De manera que cada vez que se premia a los niños con un puñado de chucherías se incorpora a su organismo una dosis de azúcares y aditivos que no tiene consecuencias negativas directas para su salud pero que, en lo que respecta al azúcar, por su vinculación con la obesidad y la caries, deben consumirse sólo en ocasiones y con moderación. En cuanto a los aditivos, no tienen por qué causar problemas ya que antes de ser autorizados han sido testados, pero siempre que se pueda es mejor evitarlos. Consumir golosinas con frecuencia o en grandes cantidades es un hábito poco saludable porque propicia malas digestiones e hinchazón abdominal, y se asocia también a las infecciones de hongos, bacterias y parásitos que, a su vez, generan una mayor ansiedad por ingerir azúcares. El abuso de dulces predispone, además, a la obesidad, a la diabetes, a la caries y a los problemas cardiovasculares.

Una bolsa de chuches, la mitad de las calorías del día


- Imagen: Terren -

Tras comprobar cuáles son los ingredientes con los que se elaboran las golosinas -glucosa, dextrosa, jarabe de caramelo, colorantes, acidulantes potenciadotes del sabor y gelificantes, aceites y ceras - el comentario dietético es rotundo: las golosinas carecen de interés nutricional, son del todo prescindibles en la dieta. Y su consumo continuado no es conveniente porque aportan muchas calorías (de 320 a 360 calorías cada cien gramos), azúcares (entre 70 y 80 de cada 100 gramos son mero azúcar) y un rosario de aditivos. Una generosa bolsa de chucherías, de esas de domingo y fiestas de guardar, aporta a los niños la mitad del azúcar que necesitan para todo el día. Los fabricantes de golosinas no están obligados a indicar en la etiqueta el total de azúcares de su producto, por lo que en muchos casos esta información no está al alcance del consumidor.

Los niños de entre 4 y 10 años necesitan una dieta de unas 1.800 calorías, y lo adecuado es que el aporte de azúcar represente entre el 10% y el 18% del valor energético total de esa dieta. Ello supone un máximo de 340 calorías por día provenientes de azúcares, que corresponden a 85 gramos (1 gramo de azúcar aporta 4 calorías; si el gramo es de grasa, son 9 calorías). Esta cantidad máxima de azúcares incluye el azúcar utilizado como edulcorante pero también el que contiene alimentos y productos como frutas, zumos, galletas, cereales, refrescos, bollos. El azúcar es imprescindible para el funcionamiento de nuestro organismo, pero una alimentación normal es suficiente para proveernos del azúcar necesario.

El problema, incluso en quienes no comen golosinas, suele ser el exceso de azúcar y no al contrario. Cuando se digiere el azúcar, el organismo logra el equilibrio químico y atrae ciertos nutrientes, como los minerales magnesio y fósforo y las vitaminas del grupo B. Pero un exceso de azúcares origina deficiencias orgánicas de estos nutrientes, deteriora la energía vital y causa apatía, fatiga y debilidad muscular. Inhibe, además, la capacidad de los glóbulos blancos (leucocitos), que son parte de las defensas del organismo, para hacer frente a las bacterias. Y demasiado azúcar favorece, asimismo, los catarros e infecciones y la aparición de la caries: las golosinas pegajosas quedan adheridas a los dientes y las bacterias de la boca transforman sus azúcares en ácidos que deterioran el esmalte dental; es por ello que se insiste en la necesidad de cepillarse los dientes después de comer chucherías.

Colorantes y alergias

En las gominolas y otros productos coloreados como los 'flashes' (polos de hielo), los aditivos colorantes tiñen los azúcares. En los aperitivos salados como gusanitos y similares colorean la harina, la grasa y la sal. Y la mayoría de estos colorantes son artificiales. Entre ellos figuran los azoicos, que pueden dar lugar a reacciones adversas en individuos predispuestos. Algunos son capaces de desencadenar ataques de asma en niños con este problema y reacciones alérgicas cutáneas en personas hipersensibles. Se incluyen en este grupo la tartracina (E102), amarillo de quinoleína (E104), amarillo anaranjado S y amarillo ocaso FCF (E110), azorrubina o carminosina (E122), rojo cochinilla A (E124), rojo allura AC (E129) y azul patente V (E131). No obstante, el nivel de colorantes de las golosinas no es tan excesivo, aunque por sus llamativos tonos parezca lo contrario. Un niño de 15 kilos de peso que consuma cien gramos de chucherías alcanzaría como mucho sólo el 10% de su dosis diaria admisible. Por tanto, el de los aditivos (salvo el caso de los consumidores hipersensibles antes citado) no es un problema nutricional importante de las chucherías, que sí el del azúcar.

Chucherías sin azúcar


- Imagen: Juliet James -

La mejora de la calidad nutricional de las golosinas es un gran reto para la industria de estos productos, que es consciente de que los consumidores están cada vez más concienciados de que la dieta saludable y equlibrada es uno de los fundamentos de la salud. Caramelos y chicles sin azúcar fueron el inicio (hoy se habla incluso de golosinas con propiedades funcionales -pensemos en chuches enriquecidas en omega 3 o calcio- pero eso aún está por verse) han marcado las distancias, al conseguir que el niño o adulto disfrute de un dulce sin preocuparse por el exceso de calorías que le supone ese consumo. Los "edulcorantes de volumen" o "polioles" proporcionan un intenso sabor sin incorporar apenas calorías. En este grupo se incluyen el sorbitol, manitol, isomalt, maltitol, lactitol y xilitol. La Asociación Española de Dietistas Nutricionistas (AEDN) ha desvinculado estos caramelos y chicles sin azúcar de su tradicional relación con la obesidad y la caries. Pero tienen un punto flaco : edulcorantes como sorbitol y xylitol, en grandes cantidades, pueden provocar dolores abdominales y diarreas, debido a su efecto laxante.

Atención, abuelos

[Extraído de Escuela de Prevención de la Obesidad Infantil] Los abuelos han de poner también de su parte en la nutrición de los más pequeños, y por mucho que quieran ver felices a sus nietos en los momentos que comparten con ellos, no deben decir "sí" a todo. Han de evitar, por ejemplo, que se conviertan en malos y caprichosos comedores. Padres y abuelos han de saber que bollos, galletas, chucherías y refrescos azucarados no deben consumirlos los niños (y tampoco los mayores) con frecuencia. Hay que predicar con el ejemplo y es muy interesante llegar a un acuerdo con los niños para que reserven este consumo para ocasiones especiales. Es importante que lo comprendan y asuman; si no, muchos de ellos acabarán comiendo estos productos a escondidas o en lugares y momentos en que sus padres y abuelos no los vean. Recordemos que:

  • Las chuches tienen demasiado azúcar, además de muchos aditivos, entre otros aromas, colorantes, saborizantes. Y son una bomba de calorías.
  • No pueden complementar platos ni, menos aún (y aquí entran también bollos, galletas y similares) sustituir un plato o una comida.
  • Consumidos con frecuencia o en grandes cantidades, causan problemas: quitan apetito a los niños, y promueven la caries y el exceso de peso.
  • Hay que enseñarles a los peques que reserven las chuches para días y momentos especiales. Aunque no lo parezca, disfrutarán más de ellos que si los comen cada día. Y los asociarán con el día de descanso o fiesta y con el premio, es decir, con cosas positivas e, importante, ocasionales.
Fuente : http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentos_a_debate/2009/11/23/189321.php

«En mi barriga no, en mi corazón»

30.11.09 -

«Mamá, ¿tú también me llevaste en tu barriga?». «No, yo te llevé en mi corazón». La respuesta no pudo dejar más satisfecho al hijo mayor de María y Juan -nombres ficticios-, padres adoptivos de varios hermanos -el número exacto, la edad y el sexo se mantienen ocultos para preservar su anonimato- que vinieron a colmar su hogar de risas, rabietas, ilusiones, preocupaciones y juguetes. Hace tres años que nació de golpe esta familia numerosa, un embarazo múltiple que apenas duró dos días, desde un viernes en el que recibieron la llamada de Servicios Sociales hasta que el lunes ambos dijeron «sí». «Sí» a asumir la responsabilidad de cuidar y querer para siempre a unos niños que no partían de cero, con edades distintas, diferentes expectativas de adaptación, vagos recuerdos o experiencias imborrables. Todo el lote en unos vástagos «deseados y muy queridos», dicen sus padres, dispuestos, aún hoy que todavía están en el periodo de acogimiento preadoptivo, a aumentar de nuevo la familia. El mayor lo está deseando, «le encantan los bebés», dice el padre; y el pequeño anda medio 'mosca' por si le arrebatan el trono de la casa, situaciones «normales» en una «familia normal», repiten hasta la saciedad, en la que los niños no vienen de París ni cuela el cuento de la semillita. «Nunca podrán decir de nosotros que les hemos mentido», cuenta la madre y, cuando preguntan, la respuesta es: «Iremos a buscar al bebé como hicimos con vosotros, pero esta vez todos juntos», y será de nuevo un hijo «del corazón».

Cada primavera, esta familia cántabra celebra su aniversario. «Fue un marzo lluvioso», cuentan, cuando los pequeños atravesaron por primera vez el umbral de su nueva casa procedentes de un centro de acogida. Antes de dar este paso hubo un breve encuentro, la 'fase de acoplamiento' le llaman, «les conocimos un par de horas y ya. A los 15 días estaban con nosotros», cuenta Juan. «Antes llamamos a nuestras madres, sus futuras abuelas, y nos dijeron 'si os veis capaces, adelante'. Las familias nos apoyaron muchísimo», añade María. La decisión cambió de forma radical la vida de la pareja: «Vivíamos solos con nuestros perros, los dos trabajábamos sin horario, y recibimos opiniones de todo tipo: que si varios hermanos era una locura, que si la adopción nacional es un error.». «¿Tú que votas? Yo sí», dijo María, «y yo», contestó Juan.
En esos quince días cambiaron la casa para adaptarla a sus nuevos inquilinos, compraron ropa para todos, buscaron colegio. Llega la hora de ir a buscarlos: «El mayor nos agarró de la mano y nos dijo 'vamos'. Vinieron las abuelas, '¿quiénes son?', preguntó, 'tus abuelas', y 'abuelas' las llamó desde el principio. Al momento decidió ser feliz», cuenta María. No fue todo tan fácil. Otro más pequeño, tal vez el más sensible de los hermanos, tardó un poco más en aceptar a su nueva familia: «Tres semanas exactamente. Necesitaba sentirse seguro, saber dónde estaba», explica su madre, que advierte que a los niños les da igual lo bonita que sea una casa, lo que importa es que sea su casa, que no empieza a serlo hasta que no están sus garabatos y sus cromos favoritos por las paredes. Un buen día llamó a María y a Juan 'papá' y 'mamá' «y hasta hoy».

Y papá y mamá también asumieron sus nuevos roles, una más volcada en el cambio de pañales, otro en otros menesteres, «todo fue evolucionando de manera normal, para uno su mami es la reina de la casa, para otro su papá es Dios». Más tarde uno dijo: «mi mamá es muy lista y mi papá es muy fuerte», y tal vez el mes que viene la diosa sea María y el rey Juan, en un crecimiento progresivo en todas las partes, salpicado de momentos banales y trascendentes: «Es como si hubieran optado por olvidar su pasado, nunca hablan de ello ni hacen preguntas», y también los padres optaron no saber más «para no estar mediatizados».

Creen que es preciso que este tipo de situaciones se desdramaticen, que la sociedad deje de imaginar «historias de Dickens» en el pasado de los niños adoptados. En una ocasión que la familia pasaba cerca del orfanato, uno dijo: «esta calle no me gusta» y otro un día preguntó: «¿te acuerdas cuando era pequeño y tú no estabas?». «Te estaba esperando, hijo». Son respuestas fundamentales, «armas» que los pequeños necesitan para seguir construyendo su biografía, que goza de un prólogo fundamental: «los vínculos entre ellos. Llama la atención lo unidos que están, al ser varios ha sido mucho más fácil», dicen, y juntos emprenden la aventura de crecer y superarán el trauma de la adolescencia, cuando tal vez en esta casa se escuche un «tú no eres mi madre» en los momentos rebeldes, igual que los hijos biológicos espetan a veces «pues no haberme tenido». Son cábalas sobre un futuro imposible de imaginar sin sus hijos. Juan y María están convencidos de que muy pronto llegará la adopción definitiva. Critican la lentitud de la Justicia en casos tan importantes pero tampoco viven con el auto del juez en la cabeza. Día a día se valoran los progresos, se resuelven los problemas, se superan otros obstáculos de adaptación ajenos a la familia, que los hay, sobre todo en el colegio -en un sistema educativo que no prepara a los docentes ante estos casos- y entre los que desean saber demasiado. Odian el «qué suerte han tenido» que alguno dice de sus hijos. «Se fijan en lo material, pero no entienden que ellos nos han dado mucho, muchísimo más a nosotros», dicen sus padres, por cierto, enormemente orgullosos de que éste «cada vez se parece más a su padre» y aquel otro «es igualito a mamá». Cosas de la convivencia, que ensambla las piezas de tal manera que María admite: «A veces me falta poco para pensar que los he parido yo».

Fuente : http://www.eldiariomontanes.es/20091130/cantabria/barriga-corazon-20091130.html

España firmará mañana (hoy lunes 30/11/2009) el Convenio revisado de Adopción de Menores del Consejo de Europa

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

España firmará mañana el Convenio Europeo Revisado en materia de Adopción de Menores del Consejo de Europa, redactado en 2008 y firmado ya por once países. Este acuerdo tiene como objetivo la creación de un procedimiento común de adopción internacional para todos los estados europeos.

Así, la embajadora española representante permanente ante el Consejo de Europa, Marta Villardell, firmará este convenio junto a Holanda, en el marco de la conferencia organizada en Estrasburgo por la Comisión Europea y el Consejo de Europa.

Este acuerdo internacional ha sido elaborado como respuesta a la voluntad de actualizar el anterior Convenio Europeo en materia de Adopción de Menores, de 1967, dados los cambios sociales y jurídicos que se han producido desde entonces, así como el avance en materia legislativa en muchos Estados miembros en el ámbito de la adopción de menores.

Asimismo, pretende completar las disposiciones del Convenio de La Haya relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en materia de Adopción internacional, de 1993. El acuerdo ejerce en su conjunto una influencia segura en las adopciones internacionales y establece garantías para que éstas se lleven a cabo en el superior interés de los niños y respeto de los Derechos Fundamentales reconocidos por el Derecho Internacional.

Fuente : http://24horas.excite.es/sociedad/asuntos-sociales/294638/Espana-firmara-manana-el-Convenio-revisado-de-Adopcion-de-Menores-del-Consejo-de-Europa

Los hijos que pocos quieren

Para adoptar niños con 'necesidades especiales' no hay lista de espera en Cantabria

http://www.eldiariomontanes.es/noticias/200911/30/Media/adopciones--647x231.jpg
Un padre soltero de 40 años, Un hijo adoptado preadolescente. Una historia real en Cantabria contada sin enseñar sus rostros para preservar la intimidad. / DANIEL PEDRIZA

Ellos lo llaman 'necesidades especiales'. Es el término diario para referirse a los que suelen quedarse esperando. Algo así como los últimos de la fila. Niños con algo de lastre en sus espaldas a la hora de hacerse un hueco. Lo que, en la jerga del centro, llaman 'mochila'. «Los niños nacen sin carga y van acumulando algunas que hacen que sea un poco más difícil», explica Francisco Javier Dávila, jefe de servicio de Atención a la Infancia, Adolescencia y Familia. Son, aunque suene duro, los más difíciles de colocar. En Cantabria, para adoptar a un bebé sin mochila, hay que esperar unos cinco o seis años. Hay más de doscientas familias apuntadas a una lista. Para estos niños no hay lista. Ni espera, salvo la suya.

¿Y qué hay en la mochila? Enfermedades, edad avanzada, vínculos familiares. No hay estadísticas, ni números exactos, ni porcentajes, pero siempre hay alguno. Ahora mismo, la administración regional cuenta con dos niños con enfermedades graves y otros cuatro con problemas derivados de su edad. Por difícil que parezca, el segundo de los casos es más complicado. El acogimiento preadoptivo -la herramienta que se utiliza a modo de periodo de prueba antes de una decisión judicial definitiva- no fracasa nunca en el caso de las enfermedades. «Cuando uno adopta un niño con algún problema de salud sabe a lo que se enfrenta y lo hace para que ese niño sea su hijo», explica Dávila. Pero la edad es otra cosa. Niños más hechos. La nueva familia debe adaptarse a ellos y ellos a la nueva familia. Hay chavales que aún mantienen un fuerte vínculo con sus padres biológicos. La devolución es durísima (los responsables no suelen intentarlo más de dos veces), pero más para una pareja ilusionada. Por suerte, el 95% de los casos es satisfactorio. Hablar de devolución es extraño. Se puede decir que inexistente.

Acogimientos

Cuando la adopción no sale, el niño permanecerá en un centro o se optará por un acogimiento permanente (distinto a la adopción). Esta posibilidad permite al menor tener un hogar, pero sin perder el contacto con sus padres biológicos.

El acogimiento preadoptivo es un periodo de incertidumbres máximas. De un lado, el de la conexión entre la familia y su nuevo miembro. De otro, el de la confirmación definitiva de la adopción en los tribunales. Puede durar desde los seis meses hasta los cinco o seis años. Los padres biológicos no suelen poner trabas a la presencia de su hijo en un centro, pero cuando aparece una familia dispuesta a convertirse en papá y mamá, la cosa cambia. El resultado, la impugnación. Hay dos casos pendientes de decisión.

En el repaso al pasado reciente de Cantabria hay varias historias llamativas. Una parálisis cerebral, una grave fisura en el paladar, un niño al que le falta un ojo. «Tuvimos un chaval ciego que no se pudo adoptar», apunta Dávila con cierta rabia. Hubo también un crío con trastorno límite de la personalidad. Y hay relatos de esos que emocionan. Como el de dos niños con una experiencia similar. Estaban a punto de morir en un hospital. Los médicos no daban un duro por unos bebés nacidos sin esperanza. Alguien apuntó que tal vez el calor de un hogar. Dicho y hecho. Pasaron un tiempo con una familia de acogida y ahora juegan como cualquier otro niño. Se recuperaron y fueron adoptados (por una familia que ni siquiera es la que les salvó la vida). Hay más casos de esos que devuelven el crédito en el ser humano. Algo casi imposible. Cuatro hermanos fueron 'colocados' en una familia. En la misma.

Hermanos es una palabra que siempre aparece al hablar de adopciones. ¿Qué hacer? «La norma es no separarlos, pero no caemos en el fanatismo de la sangre», explica Dávila. Hay que estudiar cada caso al milímetro. Por ejemplo, hijos de una misma madre, con distinto padre y sin apenas vínculo. O edades muy diferentes. Un dilema. Y es que, a veces, mantenerlos juntos es más un problema que una solución. Pero se intenta.

Decisiones comprometidas y cuestiones que influyen. El Sida fue una de ellas hace años. Las iniciales que aterrorizaron los noventa ya no son un caso paradigmático. La muerte segura ha pasado a ser una enfermedad crónica a la que los padres biológicos saben enfrentarse. Eso y el diagnóstico prenatal de enfermedades. Es uno de los factores que resta el crecimiento de las listas. Los embarazos están muy vigilados y los problemas se detectan muy pronto. Hay menos sorpresas. La legislación sobre el aborto hace el resto. En el otro extremo, una masa importante de población extranjera -muchas veces ilegal- que no sigue los procesos de control. Madres que dan a luz y, directamente, dan a sus hijos en adopción. Lo uno por lo otro.

Por todo, en Cantabria, es más lógico hablar de casos que de cifras. «Hablamos de patologías infrecuentes, en una comunidad con poca población y, por supuesto, el aborto influye mucho». «La gran mayoría -prosigue Dávila- se acaba adoptando y, si no es aquí, fuera». Si aquí no hay sitio, tal vez lo haya más allá.

En general, el proceso empieza con una notificación al Servicio de Atención a la Infancia. Una llamada del hospital porque quieren abandonar un niño,una falta de atención detectada por servicios sociales. Si hay un peligro inminente para el menor, se toman medidas de urgencia como la tutela automática. Si no existe peligro, se tramita un expediente y se propone la medida más adecuada. Desde que se quede en su casa, hasta que vaya a un centro o a una familia. En este último supuesto, se buscará, de entrada, la llamada familia extensa (abuelos, tíos.). De no ser posible la permanencia, se abren las puertas de la búsqueda de un hogar ajeno. Es el momento de hablar de adopción, de acogimiento y de trámites judiciales. Todos y cada uno de estos pasos pueden ser impugnados por los padres biológicos. No suele ocurrir, salvo al llegar al decisivo.
¿Y qué hay de las familias? Todas las que dan el paso requieren de un certificado de idoneidad. Después de rellenar la documentación, se elabora un informe con un apartado psicológico y otro social. En ese proceso se pregunta a los 'candidatos' si estarían dispuestos a adoptar grupos de hermanos, niños con alguna minusvalía, edad avanzada. Si hay respuestas afirmativas, se profundiza con un nuevo examen.

Estabilidad

No es fácil dibujar el retrato robot de una familia dispuesta a llevarse al niño con mochila. «Son normales». Pero hay puntos repetidos. Suelen tener cierta edad, la vida relativamente hecha, estabilidad. A este perfil se le pueden añadir nuevas casillas. Las leyes permiten desde el 2005 la adopción a parejas del mismo sexo. Aún no han tenido tiempo de 'llegar' a un recién nacido. Están en la sala de espera. Pero sí a alguno de estos niños con menos oportunidades. En Cantabria ya hay un caso. El sí en la casilla de 'necesidades especiales' es un ejercicio de reflexión. De los cinco o seis años de espera -de ahí la apuesta por la adopción internacional- a la nada. «Éstos no tienen lista de espera», dice Dávila. Y allí seguirán. Buscando arrancar y ponerse al día. Lo harán. Cuando les ayuden a cargar con su mochila.

Fuente : http://www.eldiariomontanes.es/20091130/cantabria/hijos-pocos-quieren-20091130.html

Mitos, pros y contras de la adopción difícil

Los aspirantes a padres deben saber que, a mayores necesidades del menor, mayores han de ser sus capacidades.

Que nadie se lleve a engaños. Todos quieren un recién nacido sano. Los niños mayores de tres años, los grupos de hermanos o los discapacitados son esos 'especiales' que sólo una minoría busca. Los hay que se lanzan a por todas, que marcan todas las casillas en la solicitud y llegan al Servicio de Adopción (Santander, calle Canalejas, 42) dispuestos a adoptar un hijo con todo lo que carga sobre sus espaldas, con su pasado, sus problemas de salud, sus hermanos... La labor de los psicólogos es hacerles ver que, a mayores necesidades del menor, mayores deberán ser las capacidades de los padres adoptivos.

En la primera sesión informativa se les da a conocer la verdad y, después, tras los certificados de idoneidad, llega la fase de formación, para profundizar y facilitarles las herramientas que necesitan para construir su vida con su futuro hijo. En ese momento «son todo orejas», dice una de las psicólogas que organiza los cursos de preadopción.

Primer consejo a los aspirantes: «que sepan que es para toda la vida». Parece una obviedad, pero lo cierto, advierte la especialista, es que en ocasiones no se tienen claros los motivos reales por los que han decidido adoptar. Olvídense del tema los que lo hagan por altruismo. Hay otras maneras de hacer una buena obra.

Que nadie piense que un niño arreglará sus problemas de pareja ni llenará el vacío de sus vidas. Por encima de todo está el bienestar del menor. La valoración de la idoneidad tiene en cuenta, precisamente, el tipo de adopción para el que los solicitantes se están proponiendo, pues las capacidades educativas necesarias no son iguales en los casos 'especiales'.

Mentiras extendidas

Para advertir de los pros y los contras, es preciso desterrar una serie de mitos. Los niños enfermos o discapacitados son exactamente iguales que los sanos: «Falso», responde la psicóloga, «tienen unas limitaciones y los padres no deben negarlas». Siguiente mito: la adaptación a la nueva familia es más fácil en el caso de un discapacitado mental, «también es falso», y sus padres «deben respetar su pasado», que lo tienen como todo el mundo. Que si los discapacitados son más cariñosos, que si son la mejor compañía para los padres en su vejez... Nada de esto vale, y, más aún, la educación debe ser exigente sin caer nunca en la sobreprotección.

También se desgranan los pros y los contras de adoptar a grupos de hermanos, opción en la que ganan las ventajas: «Que varios hermanos vivan juntos sus experiencias es un apoyo absoluto y facilita la adaptación a la familia». Los mayores ayudan a los pequeños a la hora de comunicar el pasado y nunca tendrán miedo a estar solos, aunque también hay que asumir los peligros: «Se hacen alianzas, se genera un bloque fraternal, hay rivalidades.».

Ninguno de estos niños viene de una historia bonita, han soportado situaciones de desprotección y abandono. Y la vida sigue, y si con tres años no se enteraban de nada, con ocho empiezan a preguntar y con 18, ya mayores de edad, pueden buscar sus orígenes, un momento en el que el apoyo de los padres «es importantísimo», dice.

Los niños pasan por una fase de 'protesta', seguramente no van a salir corriendo a abrazar a sus adoptantes en cuanto los conozcan. Luego llega la 'desesperación' y más tarde la 'adaptación', una evolución habitual que se advierte a los candidatos para que estén preparados.

Solos o con apoyo

Una vez culminada la fase de acogimiento, la familia puede seguir contando con un apoyo postadoptivo, aunque muchos prefieren seguir adelante solos, arreglar los asuntos en familia cuando ya se ha conseguido que el nuevo miembro lo sea con todas las de la ley.
Hay situaciones muy específicas, como la adopción de un menor por parte de una pareja en la que ambos miembros tienen el mismo sexo. En la actualidad, en Cantabria hay un caso y, según los técnicos del Servicio de Adopción, la evolución de esa familia «es excelente», a pesar de que el menor tuvo que superar un doble duelo: «No sólo el de la pérdida de su familia biológica, sino el de la idea de familia».
Así y todo, en la adopción nacional, cuando se hace una primera selección de familia, ésta se entiende en su sentido más 'tradicional'. «Se trata de buscar una familia para un menor, no un menor para una familia».

Fuente : http://www.eldiariomontanes.es/20091130/cantabria/mitos-pros-contras-adopcion-20091130.html

viernes, 27 de noviembre de 2009

Los juguetes deben responder a las necesidades del niño

El juego es y debería ser una actividad universal. Todos los niños, independientemente de su edad, raza, nacionalidad, condición física y social, tiene el derecho a jugar. Es un derecho que está contemplado y reflejado en la Convención de los Derechos del Niño. José Antonio Pastor es pedagogo y presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, y presidente de la Fundación Crecer Jugando. Con él, hablamos sobre la estimulación, el desarrollo, y el juego. También hablamos sobre los juguetes que están orientados a los niños que poseen alguna discapacidad, sea visual, auditiva, motora o intelectual.

1- ¿Hay suficientes juguetes al alcance de todos los niños, incluso a los que presentan alguna discapacidad?

Afortunadamente vivimos en un país "juguetero" por excelencia y con un buen plantel de empresas que desarrollan año tras año juguetes para todos los gustos y necesidades. Ahora bien, los juguetes adaptados o adaptables a niños con alguna discapacidad son aún un tema en el que, a pesar de las experiencias que ya se han llevado -y se llevan a cabo-, se han de poner esfuerzos adicionales. Y no tanto para diseñar juguetes absolutamente específicos para niños con alguna discapacidad, sino para conseguir ofrecer una amplia y variada propuesta de juguetes accesibles y atractivos para TODOS los niños.

2- ¿Qué hemos de tener en cuenta al pensar en juguetes para niños con alguna discapacidad?

Ante todo, y sea cual sea la necesidad especial, es importante escoger juguetes teniendo en cuenta los intereses del niño, sus necesidades y la seguridad. También es importante, a nivel general, no poner en manos de los niños con alguna discapacidad únicamente juguetes que se dirigen a niños más pequeños. Hay que procurar no limitar sus capacidades y potencialidades dándoles juguetes pocos estimulantes. En esta línea es muy importante partir de las posibilidades del niño no de sus limitaciones. Si tenemos en cuenta que es lo que sí pueden hacer será más fácil pensar en juguetes desde una perspectiva posibilista y, por tanto, tendremos mayor garantía de diversión y reto para el niño o niña.

3-¿Qué tipo de juguetes es el más adecuado para los niños con discapacidad motora?

En concreto, para discapacidades de tipo motor, son muy interesantes juguetes con piezas fáciles de encajar, estructuras grandes, que no obliguen a realizar movimientos demasiado rápidos o simultáneos -por ejemplo, pulsar dos botones a la vez-. Deben tener un fácil acceso a sus resortes, teclas, es decir, a todas su funciones. En este caso pensaremos al escoger un juguete en qué puede hacer con sus manos, qué tal su equilibrio, si se siente seguro/a sobre ruedas,...

4- ¿Qué tipo de juguetes es el más apropiado para los niños con discapacidad auditiva?

Los mismos juguetes que para cualquier niño o niña: muñecas, juegos de mesa, patines, bicicletas... Por otra parte debemos tener en cuenta que la discapacidad auditiva no tiene por qué suponer una total pérdida del oído. Por tanto pensemos en las posibilidades del pequeño: ¿oye algo? ¿Sí? ¿No? En función de estos aspectos se pueden escoger juguetes con efectos sonoros que vayan acompañados de otros efectos que puedan percibir: vibraciones, luces, movimientos… Es muy interesante que dispongan de control de volumen y salida de auriculares. Eso nos permitiría adaptarlo al nivel auditivo del niño.

5- ¿Cuál debe ser el criterio de los padres a la hora de comprar un juguete para un niño con discapacidad visual?

El criterio general debería ser el mismo que en el caso anterior, pensar en sus posibilidades y, a partir de aquí, reforzar aquello que puede hacer para asumir retos. Por ejemplo, con la ayuda de una cuerda o una barra, de unos cascabeles y con la compañía adecuada... ¿podría una niña ciega animarse a recorrer un tramo de vía en patines? Seguro que muchos niños no se sentirán cómodos con ello, pero seguro que algunos otros sí. No partamos de la limitación, sino de la posibilidad. Para facilitar el juego y el uso de juguetes es interesante incorporar efectos sonoros a las piezas, texturas y fáciles de identificar al tacto que serán muy estimulantes. También juguetes de colores muy vivos y contrastados, que no se desmonten con facilidad y que no incluyan piezas muy pequeñas –o que permitan que al tacto podamos reconocerlas rápidamente-. Un gran aliado es el velcro que permite fijar mejor los juguetes y así facilitar su reconocimiento con el tacto.

6- ¿Qué tipo de juguetes conviene más a los niños con discapacidad intelectual?

En este caso dependerá mucho del tipo de discapacidad intelectual –cuyo espectro es muy amplio- y de si ésta va asociada a otra discapacidad, con lo cual la adaptación a su nivel intelectual, físico y el momento de desarrollo del niño. Los juguetes de uso escolar pueden ser una buena elección, ya que están pensados para facilitar el aprendizaje de forma atractiva.

7- ¿Cómo los padres pueden adaptar un juguete para un niño con discapacidad? ¿Qué papel juega la familia en el desarrollo de esta actividad?

El papel de la familia en el juego de los niños –tengan o no alguna necesidad especial- es indispensable y crucial. En el caso de niños con discapacidades la familia se convierte, muchas veces en puente mediador entre el juguete y el niño o la niña.
Así, es necesario potenciar la iniciativa del pequeño, animarlo, respetar su ritmo y evitar actitudes sobreprotectoras y que fomenten la actitud pasiva del niño.
Los padres pueden adaptar juguetes para que su hijo disfrute y saque un mayor partido del mismo, facilitándole el uso. Pueden ampliar las cartas del juego, por ejemplo, haciendo fotocopias a gran tamaño o poner velcro a fin de fijar el juguete, como decíamos antes. También se pueden llevar a cabo adaptaciones más complejas que pueden realizarse en empresas especializadas. Lo importante es que con la adaptación nos aseguremos de cumplir las condiciones de seguridad no añadiendo ningún peligro para el niño a la vez que continúa siendo un juguete atractivo y apetecible.
Adaptar juguetes es un recurso muy interesante para acercar a niños y niñas con alguna discapacidad determinadas propuestas de juego, pero utilizar juguetes lo más estándar posible es una forma de normalizar su juego y de acercarlo a otros niños y niñas, para que compartan el juego con ellos.

8- Según la última guía publicada por la Asociación de Investigación de la Industria del Juguete (AIJU), sólo el 5 por ciento de los juguetes analizados es adecuado para niños con más de dos discapacidades. ¿A qué se debe la falta de juguetes orientados a niños con discapacidad? (¿discriminación, falta de sensibilidad por parte de los fabricantes, poca demanda...?)

No es un problema de discriminación o falta de sensibilidad por parte de los fabricantes, a los que es injusto acusar y condenar ya que ellos ofrecen aquellos productos que la sociedad les demanda, y sería realmente complejo crear juguetes para cada necesidad concreta. Donde podemos poner la atención como sector es en crear juguetes para todos. Pequeñas y viables incorporaciones que hagan que un juguete pueda ser utilizado por cualquier niño o niña, dar recursos a los compradores sobre posibilidades de adaptación... En todo caso deberíamos replantearnos todos los agentes sociales –desde la ciudadanía, hasta las instituciones- cómo velamos en todos los ámbitos por los derechos de las personas con discapacidad y como facilitamos recursos para su plena incorporación y desarrollo, teniendo en cuenta, además, que el derecho de los niños a jugar es un derecho amparado por la Convención de los Derechos de los Niños.

Fuente : http://www.guiainfantil.com/1328/entrevista-juguetes-para-ninos-con-discapacidad.html

Los niños tienen más necesidad de estímulo que de castigo

Estímulos o Castigos

“Los niños tienen más necesidad de estímulo que de castigo” (Fenelón).

Creer que existen en realidad las buenas disposiciones es crearlas y aumentarlas.

La idea del juicio o de la opinión que de ellos se tiene desempeña en el niño un papel importante en la elaboración de esa urdimbre psicológica en la que bordan cada día sus actos pensamientos y un poco de su vida.

Quien se persuade de que es incapaz de una cosa, pronto se hace efectivamente incapaz.

No es malo que el niño tenga confianza en sí. Vale más, en definitiva que lo tenga en exceso que con escasez. El “yo soy más” es mejor estimulante que el “yo no sirvo para nada” o “yo no conseguiré nada”.

El niño es esencialmente sugestionable. Si se le dice sin cesar que es torpe, egoísta, embustero, etc., se le hunde, se le hace decaer de tal manera que no podrá salir de allí.

Mucho más sana es la sugestión, inversa, que consiste en repetir con obstinación un niño atacado de tal o cual defecto que tiene en verdad algunas manifestaciones del mismo, pero que está en camino de curarse.

Nada desanima tanto como la indiferencia: “Después de todo, no has hecho más que tu deber”. “Puesto que nada te digo, es que está bien”. El niño necesita algo más. ¡Es tan feliz cuando ve que le miman y aprueban aquellos quienes estima y ama!

La confianza facilita la acción; la desconfianza suscita el deseo de hacer mal. No hay que temer en demostrar a los niños nuestra confianza en sus posibilidades. A veces será este el mejor medio para que aparezcan algunas cualidades, todavía adormecidas. Recordemos la observación de Goethe, aplicable a los niños y a los hombres: “Si consideramos a los hombres como son, los haremos ser más malos; si los tratamos como si fueran lo que deberían ser, los conduciremos a donde deben ser conducidos.

Fuente : http://josepeguero.net/2009/11/los-ninos-tienen-mas-necesidad-de-estimulo-que-de-castigo/

Los niños desplazados son los que más sufren de todos

http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2009/11/26/1259237080_0.jpg

Un grupo de desplazados espera la ayuda humanitaria | Efe

Un cuarto de los niños afganos mueren antes de cumplir cinco años

La llegada del invierno aumenta los problemas de los niños refugiados en los asentamientos de las afueras de Kabul, quienes en muchos casos se ven obligados a mendigar o a trabajar en las calles, mientras que otros caen presas de los insurgentes, que los reclutan en sus filas.

"No tienen acceso a una alimentación adecuada, cobijo, salud, agua potable, salubridad ni educación y además son vulnerables a someterse a trabajos forzosos, explotación sexual y otros problemas", denunció la coordinadora del Consorcio de los Derechos del Niño(CRC), Paola Retaggi, a la agencia de información humanitaria de la ONU (IRIN). "Los niños desplazados son los que más sufren entre todos los otros niños", lamentó.

El pasado 19 de noviembre, el director regional del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Daniel Toole, había asegurado que "Afganistán es sin ninguna duda el sitio más peligroso del mundo para nacer".

Según datos de UNICEF, un cuarto de los niños afganos mueren antes de cumplir cinco años (257 por cada 1.000) en su mayoría por enfermedades prevenibles como neumonía o diarrea. Además, el país tiene una de las peores tasas del mundo de desnutrición infantil, retraso en el crecimiento, peso inferior a lo normal y falta de vitaminas.

La mitad de la población, estimada en 25 millones, tiene menos de quince años pero millones de niños afganos se ven privados de sus derechos básico y son vulnerables a distintas formas de violencia, según la agencias humanitarias.

Pequeña ayuda

Más de 262,000 personas están desplazadas en diferentes partes de Afganistán. La mayoría de ellos están acogidos en los campos de Kandahar, Helmand o Herat, donde los organismos de la ONU proporcionan una ayuda esencial.

El programa de asistencia de la ONU terminó en marzo de 2006 y las personas desplazadas fueron alentadas a volver a casa en un intento de prevenir una situación de emergencia prolongada. Muchos de estos desplazados fueron reubicados en provincias del norte pero decenas de miles han permanecido en los campos porque aún es peligroso regresar.

"Los refugiados son atendidos y protegidos por ACNUR pero no hay ningún organismo con un mandato claro para ayudar a los desplazados internos", según la coordinadora de la CRC.

El enfrentamiento en curso y los continuos desastres naturales han añadido un mayor número de familias desplazadas en el país durante los últimos años. Sin embargo, la ONU y el Gobierno se han opuesto a la creación de nuevos campamentos de desplazados, especialmente para las familias afectadas por el conflicto, a las que se les ha proporcionado poca ayuda.

Fuente : http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/26/solidaridad/1259237080.html

Madres que fuman, niños hiperactivos

Una investigación de científicos norteamericanos ha llegado a la conclusión de que si la madre fuma durante el embarazo, el hijo tiene más riesgo de sufrir hiperactividad.

El riesgo de sufrir este trastorno crece si además el niño ha estado en contacto con el plomo. Se sabía que es muy tóxico para el sistema nervioso y ahora también se conoce que potencia la hiperactividad.

Por eso recomiendan evitar el plomo, por ejemplo utilizando pinturas sin ese metal o dejando correr el grifo antes de coger agua para beber o cocinar. La concentración de plomo en las tuberías es muy alta.

Además, es imprescindible que los niños se laven las manos antes de comer.

El trabajo lo ha realizado un equipo de investigadores estadounidenses. La conclusión a la que han llegado es que si se evita el tabaco y el plomo, 800.000 niños podrían librarse de la hiperactividad.

  • Vídeos

Niños hiperactivos por el tabaco

Vídeo: Nuria Briongos, Daniel Ribas

Fuente : http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/ciencia-y-tecnologia/Ninos-hiperactivos-por-culpa-madres-fumadoras/9099800

"Es vergonzoso que 100 niños mueran al día en Latinoamérica por diarrea"

http://www.elpais.com/recorte/20091125elpepuint_11/LCO340/Ies/Luis_Alberto_Moreno_presidente_BID.jpg

Luis Alberto Moreno

A FONDO

Nacimiento: 03-05-1953
Lugar: Colombia

BID

(Banco Interamericano de Desarrollo)

A FONDO

Sede: Washington D.C (Estados Unidos)

Los datos son desoladores. En América Latina, 85 millones personas aún viven sin una conexión de agua en sus viviendas. Y 115 millones, sin alcantarillado sanitario. Si a esto se le suma que el 80% de las aguas residuales son vertidas a los ríos sin recibir tratamiento alguno, se obtiene una cifra dramática. La expone, como todas las anteriores, Luis Alberto Moreno, el colombiano que preside el Banco Interamericano de Desarrollo (BID): "Es vergonzoso que 100 niños mueran al día en Latinoamérica por diarrea. Y que sean 38.000 los que mueren al año por enfermedades intestinales fácilmente prevenibles".

En una entrevista celebrada en la ciudad de México, Luis Alberto Moreno, que preside el BID desde finales de 2005, no se anda por las ramas. Aunque las estadísticas le ofrecen un burladero donde esconderse, no lo hace. "Hay logros muy importantes", reflexiona Moreno, "según el último informe de las Naciones Unidas, la población con acceso a agua potable pasó del 84% al 92% y, con respecto al saneamiento, en 1990 sólo lo disfrutaba un 68%, mientras que en 2006 el porcentaje había subido hasta el 79%. Pero las estadísticas esconden una realidad mucho más complicada".

Y esa realidad es que en los barrios buenos de todas las ciudades, el agua llega con la misma presión durante todo el día, pero, a medida de que el nivel de renta baja, las azoteas se pueblan de tanques y las calles de los barrios menos afortunados son recorridas a diario por camiones con cisternas de agua potable. "Son los remedios para cuando no hay presión, pero, ¿por qué no hay continuidad en el suministro ni presión adecuada?", se pregunta el presidente del BID, para contestarse enseguida "porque muchas de las tuberías están llenas de fugas y de conexiones clandestinas, porque en muchos casos quienes gozan del servicio no tienen medidores o pagan muy poco por el agua. De ahí que una familia típica en América Latina consuma mucho más agua que familias de países ricos como Alemania, Francia e incluso Estados Unidos. Pero que, a la vez, el típico operador de agua en América Latina percibe ingresos por menos de la mitad del agua potable que produce. De ahí que ni tenga dinero para mantener la red, ampliarla o dar un tratamiento adecuada a sus aguas".

El resultado no deja de ser curioso. Aun en los lugares de Latinoamérica donde el agua llega en cantidad y condiciones aceptables, la gente no se fía. Los garrafones de agua -contenedores de 20 litros- se han convertido en parte del paisaje. "En la actualidad", señala Luis Alberto Moreno, "esos garrafones representan el 70% del volumen de agua embotellada que se vende en América Latina. En los últimos ocho años, las ventas de los garrafones se triplicaron, llegando a 3.000 millones de dólares al año. No estamos en contra del agua embotellada. Pero sí existe una falsa idea de que es mejor tener agua embotellada, y resulta que la empieza a almacenar y el agua se daña. Si está mal almacenada empieza a tener bacterias. Además, es una cuestión tremendamente injusta desde el punto de vista social. Porque lo que estas poblaciones pobres tienen que pagar por un poquito de agua de ese camión cisterna o de un botellón es muchísimo más de lo que paga una familia de clase por el suministro de un agua buena".

Por todo esto, el BID ha lanzado una ofensiva por el agua y el saneamiento. Para el 2011 tiene previsto financiar proyectos en 100 ciudades de por lo menos 50.000 habitantes y en 3.000 comunidades rurales. De 2007 a 2011, ehabrá aportado más de 6.000 millones de dólares a la expansión de estos servicios. "Sólo entre 2007 y 2oo9", concluye Moreno, "se habrán beneficiado cerca de 30 millones de personas. Y quiero señalar que España, en un gesto histórico, se ha comprometido a distribuir 1.500 millones dólares en donaciones para mejorar los servicios de agua y saneamiento en las comunidades más pobres. Ya hay proyectos en 12 países. Por cada dólar que aporta el BID, España está entregando de dos a tres dólares en donaciones".

Fuente : http://www.elpais.com/articulo/internacional/vergonzoso/ninos/mueran/dia/Latinoamerica/diarrea/elpepuint/20091125elpepuint_11/Tes

Familia y Vida de Pamplona ofrece acoger a niños que vayan a ser abandonados

Pamplona, 25 nov (EFE).- La Delegación de Familia y Vida de la Diócesis de Pamplona se ha ofrecido hoy a acoger, cuidar y contribuir a tramitar el acogimiento y la adopción por los cauces legales para los niños que vayan a ser abandonados, garantizando la confidencialidad absoluta de las madres.

Familia y Vida ha dado a conocer sus intenciones a raíz del suceso ocurrido el pasado sábado en Tudela, cuando una mujer de 31 años que dio sola a luz en un bar de la localidad arrojó en un pinar a su recién nacido, que fue después localizado muerto por la Policía Foral, un hecho que le ha costado a la mujer su detención hoy.

Según ha comentado la delegación pamplonesa, ante el creciente aumento de abandonos de bebés recién nacidos en contenedores, niños que son abandonados en cualquier parte y que mueren por la mala atención del primer momento, este grupo "se compromete a ofrecer un servicio de recogida a esos niños comprometiéndose a guardar la confidencialidad de las madres que los entreguen".

Con ello, "no se facilita el abandono, sino que se quiere salvar la vida de estos niños y ayudar a las madres en este trance", ha añadido.

Familia y Vida cree que hay madres que "en ese momento de agobio, no dejarían morir a sus criaturas si pudiesen dejarlas en un sitio seguro y con garantías de anonimato".

Para esto, la delegación de familia ha ofrecido, "de momento", a las madres en esta situación que puedan dejar a los niños en el Centro de educación infantil Nuestra Señora de Leuca, de Noáin.

"Las religiosas cuidarían de los niños las primeras horas con el cuidado primoroso que les caracteriza y junto con la Delegación de familia tramitaría los recursos legales para el cuidado posterior de los niños", ha explicado.

Todo ello será supervisado por los Servicios Sociales "con los que se tratará siempre de trabajar en coordinación, con el deseo de que esto sirva para defender la vida de los niños y ayudar a las madres a evitar el desenlace traumático que supondría poner límite a la vida de su hijo", concluye el escrito. EFE

Fuente : http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=186869

El Hospital Carlos III celebra las terceras jornadas de adopción internacional

http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1220429553158&ssbinary=true

EL RETRASO EN EL CRECIMIENTO, LA PATOLOGÍA MÁS FRECUENTE

El Hospital Carlos III celebra la tercera edición de sus jornadas sobre adopción internacional. El centro es referencia para el examen de salud de los niños procedentes de adopciones en el extranjero. En su primer día se han analizado las principales patologías de estos niños: la malnutrición y el retraso en el crecimiento. Además se han abordado problemas emocionales como la adaptación al lenguaje y trastornos en la alimentación y el sueño.

El Hospital Carlos III de la Comunidad de Madrid es centro de referencia para la Adopción Internacional y como tal realiza exámenes de salud a los niños adoptados en el extranjero. Según los datos del centro, la malnutrición y el retraso en el desarrollo madurativo y psicomotor son las patologías predominantes en los menores procedentes de la adopción internacional.

Junto a estas enfermedades hay que destacar los problemas dermatológicos, la parasitosis intestinal, problemas adaptativos de alimentación y sueño, y la vacunación incompleta o ausente. Todos estos datos se han presentado en las III Jornadas de Adopción Internacional que se celebran en el centro hospitalario. Según el Servicio de Pediatría del Hospital Carlos III, esta patología predominante varía según los continentes donde se adopta.

Así se ha comprobado que la patología más frecuente en África son los parásitos intestinales, la malaria, la diarrea y la tuberculosis; en el área de Latinoamérica se unen a la tuberculosis y los parásitos intestinales, la malnutrición y la enfermedad de Chagas; en Asia, país del que proceden la mayoría de los niños, la patología prevalente es la malnutrición, la parasitosis, las hepatitis B y C y el VIH.

Las jornadas que se celebran los días 26 y 27 de noviembre, son las terceras que organiza el Hospital Carlos III como uno de los centros de referencia para la Comunidad de Madrid en lo relacionado con los exámenes de salud que se realizan a los niños procedentes de adopciones en el extranjero.

Estas jornadas han sido inauguradas por la directora médico del centro, Yolanda Fuentes, y el gerente del hospital, Fernando Carrillo, que han destacado esta labor de los pediatras como uno de los servicios estrella del hospital por su grado de especialización, calidad y experiencia.

Sin embargo, según los datos que maneja el Carlos III, en un 50 por ciento de los casos no hay síntomas de enfermedad. Es por ello, que el Servicio de Pediatría ha desarrollado unos protocolos de actuación para detectar posibles enfermedades en los niños adoptados en el extranjero. Estos protocolos están adaptados a los países de procedencia de cada niño, con el objetivo de encontrar cualquier patología que pueda presentar el menor, aunque no sea evidente. Asimismo, se realizan exámenes vacunales para comprobar si el niño tiene todas las vacunas indicada para su edad o carece de alguna de ellas.

Trastornos emocionales
Dentro de ámbito psicológico y emocional, los menores pueden presentar problemas adaptativos relacionados con la alimentación y el sueño. Es por ello, que en muchos casos se derivan a servicios de Atención Temprana para que reciban la ayuda relacionadas con éstas y otras necesidades que el niño pueda presentar.

Durante las jornadas sobre Adopción Internacional también se ha destacado el papel de la enfermería en el proceso adoptivo. Esencialmente la labor de información y tramitación en las consultas pre y post adopción que ofrece el Hospital Carlos III. Asimismo, las enfermeras realizan la prueba de la tuberculosis, las extracciones de sangre y las analíticas a los menores.

Dentro de la labor informativa de la enfermería se ha destacado la necesidad de explicar al menor sus orígenes. Según las enfermeras especializadas en su seguimiento, este hecho debe hacerse por parte de los padres, de una manera sincera y fluida, gradual y siempre teniendo en cuenta la capacidad de comprensión de los niños.

Estos niños también pueden presentar dificultades en el desarrollo del lenguaje, problemas de comportamiento o dificultad en la atención. Por esto se recomienda en algunos casos el apoyo de centros de Atención Temprana. Además, está indicado que la integración en el sistema escolar sea de forma paulatina y progresiva.

Fuente : http://www.diariodelhenares.com/noticia/31191/madrid/comunidad-de-madrid/el-hospital-carlos-iii-celebra-las-terceras-jornadas-de-adopcion-internacional/

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...