miércoles, 14 de julio de 2010

Tres mamás en dos años

La pequeña Llanos, una cría de 2 años y medio, vive de aquí para allá: tras 18 meses en una familia de acogida, quieren dársela a otros padres

http://www.abc.es/Media/201007/14/13072010034--644x423.jpg
ABC

La historia de Llanos, una niña nacida hace dos años y medio en Albacete, es la de un verdadero drama humano; un poliedro de aristas difíciles y sensibles, en el que los actores en juego son la niña, su madre biológica, la familia de Guadalajara en la que ha estado acogida durante los últimos 18 meses, y los Servicios Sociales de Menores de la Junta de Castilla-La Mancha. Una historia que se resume en que la Junta pretende arrebatar tras todo este tiempo a la nena de sus familiares acogedores, para entregársela en preadopción a una nueva familia de Toledo, que bien podría ocupar otro lado de este conflictivo polígono en el que la resolución se antoja complicada, y que posiblemente llegará por vía judicial, si nada lo remedia.

José Luis Vázquez y Mari Luz Álvarez son el matrimonio de Guadalajara que ha emprendido la batalla mediática y ciudadana para que la niña, que llegó a ellos «diminuta, demacrada, ojerosa y tristona tras un año en un centro de menores», según relatan, no se vaya ahora de su lado. Llegó a ellos cuando la Administración regional, en febrero de 2009, se la concedió en lo que se conoce como «acogida temporal». Esto es: quedaba a su cuidado, pero la tutela seguía siendo de la Junta, hasta que se resolviera qué hacer con la pequeña. En espera, fundamentalmente, de una posible recuperación de la madre biológica para ejercer como tal. Mariluz y José Luis aseguran que siempre les dijeron que el bebé estaría con ellos «unos 6 meses, para evitar que se creen excesivos lazos». Pero sin embargo han pasado 18, y los afectos se han multiplicado.

En ese primer momento también se estableció que se programarían visitas de la madre biológica en Guadalajara, pero no ocurrió. La familia acogedora asegura que la Junta (especialmente desde Albacete, y en contra de criterios técnicos de otros profesionales de Guadalajara), ha estado impidiendo deliberadamente los contactos del bebé y la madre. Según José Luis, la ausencia de estos encuentros se ha debido a las dificultades para el viaje de la madre, a la incapacidad que ésta padece, a su escasez de recursos económicos, y a la distancia entre Albacete y Guadalajara.

Otro hijo

Pero el caso es que Menores también ha impedido a los padres de acogida llevar a la niña a Albacete, «a pesar de que nos hemos ofrecido en repetidas ocasiones», dicen. También se ha impedido a la madre recibir fotos, e incluso enviar ropa a su hija, en una actitud que la familia de acogida asegura «no entender», y que desde la Junta defienden, señalando que quienes velan por el interés del bebé son ellos, y que quienes deciden «son los profesionales de menores, en una decisión que no toma un solo técnico, sino que es colegiada», según afirmaba ayer a ABC el director general de Familia de Castilla-La Mancha, Hugo Muñoz.
El caso es que, en estos 18 meses, la madre biológica de la nena ha tenido un segundo hijo, y eso ha sido precisamente lo que ha desencadenado la crisis actual. Así, en enero de 2010, la Junta comunicó a la familia de acogida el nacimiento de este niño, y ofreció a Mariluz y José Luis extender sus cuidados a los dos pequeños, dado que en estos casos prima, ante todo, el no separar a los hermanos.

¿Quién miente?

Y aquí llega la gran discrepancia de esta historia, en la que una de las dos partes no dice la verdad. Así, José Luis afirma rotundo que ellos sí aceptaron la oferta, sin dudarlo; algo que ha reiterado en los últimos días, mandando un telegrama a la Junta que no ha sido contestado. Mientras, la Junta asegura que en ese primer momento los padres acogedores se negaron a recibir al hermanito de Llanos, y que en esa tesitura, se decidió acabar con la acogida temporal, para pasar al estado de «preadopción», con otra familia para los dos pequeños.

Esta decisión supone fundamentalmente que los dos niños cortarán los pocos vínculos que tienen con su madre. «Ya sé que ahora dicen que aceptaron, pero es falso. Tenemos los partes de las conversaciones, y se negaron», defiende el responsable de la Junta, quien también asegura que, si los servicios de Menores han optado por que la niña se desvincule de la madre «es porque hay razones poderosas que lo recomiendan». «La familia de acogida debería estar contenta de que hayamos encontrado una familia donde la pequeña va estar bien. Es duro para ellos, pero es un duelo que pasan todas estas familias. La acogida es así. Y si se ha optado ahora por la adopción, es porque se considera que la madre está en una situación que no es retornable. Y es algo que esta familia de Guadalajara no puede valorar, porque no lo conoce», argumenta Hugo Muñoz.

Derecho a recuperarse

Por su parte, José Luis y Mariluz defienden el derecho de la madre biológica a «poder recuperarse», aseguran estar convencidos de que o se merece que le corten todos los hilos con su hija, y sobre todo critican, por «incomprensible», que si en enero laJunta les ofreció a ellos pasar de acogida temporal a acogida permanente, apenas una semana después los mismos Servicios Sociales cambiaran de opinión y se decidieran por la adopción.

Ahora. la situación se ha enconado de tal modo, que la Junta ya ha advertido a la familia de Guadalajara que debe devolver a la pequeña, o que acabarán llevándosela con la Policía. De momento,la Junta ya hallevado el caso en los tribunales, y será un juez el que decida. Mientras, los padres de acogida se han ido de vacaciones, y están temerosos: «No queremos un cambio más para la niña», dice José Luis, y recuerda que la madre adoptiva de Toledo sería la tercera para Llanos en menos de tres años de vida.

«No somos unos ogros»



No hay comentarios:

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...