martes, 17 de agosto de 2010

«Adoptar es un largo embarazo»

Una de las muchas parejas en trámites de adopción explica a ABC los pormenores del proceso en Andalucía

Todo comenzó el 13 de diciembre de 2007, día en que Mar y Marco tuvieron su primera reunión informativa en la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía para ponerse en trámites de adopción. «Nos explicaron cuáles eran los pormenores de la adopción y nos dijeron que la bolsa nacional estaba cerrada desde 1998 y que de conseguir adoptar sería en un mínimo de entre 6 y 12 años y niños que tenían algún tipo de enfermedad, nos animaron a elegir la bolsa internacional» explicó Mar a este periódico.

«A los 11 meses recibimos nuestro certificado de idoneidad en el que la Junta nos decía que podíamos ser padres adoptivos, fue un día feliz». Para conseguir este certificado la Junta ofrecía, en aquel momento, dos vías, pagar 1.000 euros y conseguir la primera evaluación en un mes o hacerlo gratis con una espera mucho mayor, actualmente es completamente gratis. Mar y su marido se decidieron por la primera vía «fueron los mil euros mejor gastados de mi vida», manifestó, asegurando que «no es cierto eso que dicen que adoptar es muy caro, no es tanto dinero y es un dinero que compensa gastarse, nos compramos coches ¿porqué no íbamos a pagar para cumplir un sueño?».

Una vez obtenido ese certificado, después de casi un año de espera, «en otras comunidades, como en Murcia o en Cataluña, tardan mucho menos, Andalucía es una de las que más tarda», advirtió Mar, tenían la opción de escoger dos países en los que adoptar. En un principio se decantaron únicamente por China, aunque posteriormente tras descubrir los años que pasarían antes de recibir a su hijo abrieron también los trámites en Kazasjtán. A los pocos meses la Junta de Andalucía informaba que aunque podían seguir abriéndose dos tramitaciones la primera que se hiciera factible anularía la otra, aunque la ley no tiene carácter retroactivo, por lo que ellos no se vieron afectados.

Esta madre, describe la adopción como «un embarazo muy largo», cada documento que consiguen y cada paso que avanzan «una ecografía que aunque no nos muestre la cara de nuestro hijo lo acerca un poco más a nosotros». Así, hizo hincapié en que «hay gente que no nos comprende pero nosotros vivimos la adopción igual que unos padres biólogicos viven la espera, los hijos adoptivos son los hijos del corazón».

Además, afirmó que «los problemas se borran y se olvidan cuando el niño está en tus brazos, hemos vivido ese momento con muchos amigos que hemos conocido a lo largo de este camino y es un sentimiento de amor tan grande que borra todos los malos momentos y que merece la pena por encima de todo».

En lo que se refiere a las adopciones nacionales, esta futura madre manifestó su alegría ante la apertura de la bolsa nacional, aunque explicó que éstas no son adopciones completas desde un primer momento, «los padres no disponen plenamente de su hijo hasta pasado un año desde que el menor convive con ellos, los adoptantes viven con el temor de que podrían perder a su hijo».

Respecto al acogimiento esta pareja manifestó que «es muy duro tener un niño en casa seis meses y no ser un padre realmente, sino un cuidador, eres padre a todos los efectos pero no realmente». Algo sobre lo que Mar afirmó que es «incomprensible que haya niños que no tienen a nadie y sólo pueden ser acogidos, cuando lo que realmente necesitan es una familia que los quiera».

Por último, Mar advirtió que «el mayor de los problemas de la adopción es el tiempo que corre en contra de los niños» e insistió en que «hay que cambiar las leyes para agilizar estos procesos».

Fuente: http://www.abcdesevilla.es/20100816/andalucia/adoptar-largo-embarazo-20100816.html

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...