lunes, 27 de septiembre de 2010

La "escuela" de padres adoptivos

A Coruña acoge el primer centro gallego para formar y asesorar a familias que han adoptado a un menor y a sus hijos


Saber cómo integrar al niño en su nueva familia, las claves para que el pequeño supere una historia previa de maltrato y desamparo o detectar a tiempo que va mal en el colegio. Estas son algunas de las cuestiones que los padres adoptivos pueden resolver desde hace unos meses en el único centro especializado en asesorar a este tipo de familias, ubicado en A Coruña. A través de talleres, psicólogos y educadores enseñan a los padres a cumplir bien con su papel.

Padres con las mismas dudas que los biológicos, pero a los que se les platean más retos de lo habitual. Las familias que deciden adoptar un niño deben aprender cómo integrar al pequeño en su nueva familia, detectar si su evolución en la escuela es la adecuada o afrontar que el menor haya vivido una situación previa de maltrato o de convivencia en un orfanato, algo para lo que no siempre están preparados. Por ello, varios psicólogos y educadores sociales han abierto el centro Alén en A Coruña, el primero de Galicia dirigido específicamente a atender las necesidades de las familias adoptivas y sus hijos.

El bautizado como Centro de Atención Psicológica a la Infancia abrió sus puertas el pasado mes de abril con el objetivo de atender a cualquier pequeño en situación de desamparo, pero “pronto descubrimos que la verdadera demanda venía por parte de familias que adoptaban”, señala la directora del centro y psicóloga infantil, Elena Borrajo. “Llevo 20 años como educadora en centros de menores y creo que existía la necesidad de crear centros para que los padres que adoptan puedan poner sus problemas en común”, añade. En la actualidad no existe ningún centro público de este tipo en Galicia aunque desde la Consellería de Benestar resaltan que las familias a las que se les preasigna un niño en adopción reciben charlas informativas sobre todo el proceso e incluso antes de solicitar la adopción es obligatorio asistir a una preparación previa por parte de técnicos de la Secretaría Xeral de Familia.

Como si de cualquier otro escolar se tratase, los padres adoptivos regresarán a clase a partir de octubre, fecha en la que Alén inicia la nueva temporada de talleres, con una duración media de seis meses. Asistidos por psicólogos y educadores, las familias reciben las claves de cómo afrontar la adopción. A la hora de exponer los temas que más les preocupan, hay unanimidad. “La mayoría no sabe como enfrentarse a la historia previa del niño. Hay que integrar al pequeño en la familia, pero sin olvidar que tiene un pasado”, señala Borrajo, quien asegura que “la dificultad aumenta en niños más mayores y cuando han tenido problemas previos”. “Si por ejemplo adoptas a un niño ruso de 10 años que ha vivido en un orfanato, este pequeño tendrá unas características, unas huellas propias de ese periodo en el que vivió institucionalizado. No todos los padres lo aceptan bien al principio, hay que ayudarles”, sostiene esta psicóloga coruñesa.

Pero muchas de las dudas de estos padres surgen incluso antes de solicitar la adopción. “También ofrecemos talleres de formación previa para que sepan exactamente en qué consiste este proceso; hacerles ver que esta decisión tiene unos retos, no se trata sólo de dar amor”, indica Borrajo. Además, este centro pionero en Galicia ofrece psicoterapia para los niños adoptados. “Normalmente los niños se adaptan a su nueva familia de forma sencilla, pero hay para quienes es más complicado. Si no reciben atención especializada pueden sufrir alteraciones graves, retrasos”, sostiene esta psicóloga.

Cualquier persona mayor de 25 años, sin tener en cuenta su estado civil, puede solicitar adoptar a un menor en Galicia siempre que resida en la comunidad, le lleve al manos catorce años al niño adoptado y “esté en plena capacidad jurídica y de obrar”, señalan desde Benestar. Además, desde la Xunta resaltan que sólo es posible adoptar niños que han sido abandonados, aquellos no emancipados y cuyos padres han perdido la patria potestad o cuando la familia biológica da su consentimiento. Una vez entregada toda la documentación, todo queda en manos de los técnicos que deberán estudiar caso a caso para asegurarse que las nuevas familias son las idóneas para el pequeño.

Casi 300 gallegos solicitaron adoptar un niño en el primer trimestre del año


Un total de 279 familias gallegas presentaron una solicitud para adoptar a un menor ante la Consellería de Traballo e Benestar durante el primer semestre del año, según los últimos datos del departamento que dirige Beatriz Mato. Además, durante este mismo periodo se formalizaron cerca de 160 adopciones ya que se realizó la preasignación de 132 menores internacionales y se formalizaron otras veinticinco adopciones de niños nacionales.

Etiopía es el país de origen de la mayoría de los niños adoptados que llegan a la comunidad gallega. Con 46 solicitudes se sitúa a gran distancia de la segunda nación con mayor demanda por parte de los padres adoptivos: Vietnam, con 27 niños preasignados. A continuación se encuentra China (21 menores) y Colombia (15). Además, los gallegos también han adoptado en lo que va de año niños de Ucrania, Rusia, Hungría, Filipinas o Bulgaria.

Por provincias, A Coruña fue la que más solicitudes presentó tanto de adopciones nacionales (44 del total de 110 presentadas en Galicia) como internacionales (68). A continuación se sitúa Pontevedra (42 y 67, respectivamente); Ourense (15 y 16) y la provincia de Lugo (nueve y 18).

Fuente: http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2010/09/27/escuela-padres-adoptivos/476234.html

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...