viernes, 18 de febrero de 2011

"Todo lo externo ya está en China"

ENTREVISTA: ALMUERZO CON... GAO PING

http://www.elpais.com/recorte/20110215elpepiult_1/XXLCO/Ies/empresario_Gao_Ping.jpg
En casa de Gao Ping hay comida china cuatro días a la semana, pero su hijo mayor prefiere chuletón.-
Á. GARCÍA


Gao Ping nació en Hang Zhou, la capital de la provincia china de Zhejiang, hace 44 años. Desde que llegó a Madrid en 1989, sintió que España es un palacio para vivir y, ya casado y con tres hijos, no tiene intención de cambiar de domicilio. Dedicado a negocios de importación y exportación, elige un restaurante del centro de la capital en el que la carta resume lo mejor de la cocina asiática, no solamente de la china.

Mientras reparte la ensalada de algas y los entremeses orientales, recuerda que aprendió español en Sevilla porque allí vivía una tía suya, emigrante desde los sesenta, que tenía varios restaurantes. Se ríe recordando el contraste entre lo que había dejado detrás y la alegría desbordante de las calles andaluzas, donde todo el mundo le hablaba y le hacía bromas. Después vino la apertura económica china y supo aprovechar el momento. Su vinculación con el arte contemporáneo viene de hace un par de años. Primero abrió galería en Pekín, en el distrito 798, el gigantesco barrio artístico que ocupa una antigua fábrica de electrodomésticos y armas. Después, también en Pekín, abrió Iberia, un centro de difusión de arte para dar a conocer a artistas españoles y portugueses. Por él han pasado Ouka Lele, José Manuel Ballester y Soledad Sevilla.

Hace un año abrió en Madrid, junto al Reina Sofía, la galería Gao Magee, la única, por el momento, que programa exclusivamente a jóvenes artistas chinos y que estará esta semana en Arco. "Para conocer la nueva China hay que conocer a sus jóvenes artistas", argumenta. En la feria madrileña también presentará la edición hispano-inglesa de la revista Art in China, una publicación que él financia y de la que hasta ahora solo existía una versión china.

Cuando llega el solomillo con pimienta negra de Sichuan, asegura que en su casa, un mínimo de cuatro días por semana, se toma comida china, aunque su hijo mayor prefiera los chuletones al pato laqueado. "Mis hijos están totalmente integrados en sus colegios y con las costumbres de los madrileños, pero mi mujer y yo no queremos que pierdan su cultura de origen. Además de los cuatro idiomas que aprenden en la escuela, tienen clase de mandarín y un mes al año lo pasan en China. Yo voy y vengo todo el año, pero no quiero que ellos se desvinculen".

Gao Ping está convencido de que el arte va a servir para la modernización definitiva de su país y contribuirá a componer una imagen muy distinta de la China clásica. La democratización real es otro asunto del que no habla, pero es consciente de que acabará llegando.

Ante las dos tazas de té que hacen las veces de postre, Gao explica que trabaja con un comité profesional para buscar artistas. "Aunque durante el maoísmo no se pudo conocer nada de lo que se hacía fuera, parece increíble cómo todo lo externo ha sido asimilado por los artistas chinos. Los soportes son los mismos y, al final, los grandes temas son siempre de interés universal".

Restaurante Indochina. Madrid

- Ensalada Indochina: 6,95 euros.

- Surtido Indochina: 12,25.

- Arroz mil delicias: 6,95.

- Solomillo Sichuan: 13,95.

- Langostinos coco: 10,95.

Total con IVA: 51,05 euros.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/ultima/Todo/externo/China/elpepiult/20110215elpepiult_1/Tes

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...