sábado, 4 de junio de 2011

China investiga el robo de niños y su venta a familias extranjeras

Al menos 16 bebés nacieron de forma clandestina, sin seguir las restrictivas políticas de natalidad, en una región del sur de China

Las autoridades de una provincia del sur de China están investigando las informaciones de que al menos 16 bebés nacieron de forma clandestina, sin seguir las restrictivas políticas de natalidad, fueron enviados a los servicios de bienestar social y los vendieron para que fueran adoptados en países extranjeros.

Los niños nacieron en el condado de Longhui, cerca de la ciudad de Shaoyang, en la provincia de Hunan. Las autoridades se los llevaron tras acusar a sus padres de incumplir la política de "hijo único" o de haber adoptado ilegalmente a sus hijos, según informó la revista 'Caixin Century'.

La oficina local de planificación familiar envió a los niños a los servicios de bienestar social, que les colocaron en una lista para ser adoptados. La oficina pudo recibir unos 1.000 yuanes (unos 110 euros) por niño. La revista informó de que algunos de los niños eran hijos únicos de parejas que trabajaban en las ciudades.

Al menos uno de estos trabajadores indicó que había descubierto que su hija había sido adoptada en Estados Unidos. Los centros de bienestar social pueden recibir hasta 2.100 euros por cada niño adoptado en el extranjero.

"Antes de 1997, nos castigaban demoliendo nuestras casas por romper la política del 'hijo único', pero desde 2000, comenzaron a confiscar a nuestros hijos", explicó Yuan Chaoren, residente de la zona.

El Gobierno de Shaoyang explicó que está investigando el caso, según informó el periódico 'Global Times', aunque citó a una fuente oficial que negó cualquier implicación de las autoridades en el tráfico de niños. "Cuando descubrimos el nacimiento ilegal de un niño, multamos a los padres según la ley", explicó dicha fuente.

Las autoridades provinciales, que en algunos casos reciben ascensos por la efectividad de sus políticas a la hora de prohibir a las personas tener bebés, han recibido críticas por la violencia y las medidas coercitivas que aplican para defender las políticas de planificación familiar.

Chen Guangcheng, un abogado y activista ciego, fue detenido por denunciar los abortos forzosos en la provincia de Shandong, donde residía. Fue liberado en septiembre tras cuatro años de prisión acusado de dañar una propiedad e interrumpir el tráfico durante una protesta, aunque está bajo arresto domiciliario desde entonces.

Con una población que se espera que alcance los 1.650 millones de personas en 2033, el Gobierno chino se ha mostrado cauteloso a la hora de abandonar la política del "hijo único" que fue aprobada para lidiar con la falta de alimentos y ropa para millones de nuevas personas.

fUENTE: http://www.xornal.com/artigo/2011/05/10/sociedad/china-investiga-robo-ninos-venta-familias-extranjeras/2011051011311400609.html

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...