lunes, 5 de septiembre de 2011

El Pasaje Verde, un camino diferente para ser padres

Miles de niños esperan ser adoptados mientras otros miles ni siquiera esperan. Esta opción puede ser una manera distinta de formar una familia 

http://images.suite101.com/572278_net_adopcin_02.jpg

Algunos parecen estar desterrados del mundo, son huérfanos o han sido abandonados en las calles. Otros, además, están enfermos. En la mayoría de los casos son enfermedades que en cualquiera de los países de nuestro entorno tendrían una fácil solución. Sin embargo, en sus países de origen se convierten en un impedimento casi imposible de superar.

La adopción es, en la mayoría de los casos, la única esperanza de una vida mejor. Sin embargo, el hecho de haber sido abandonados o estar enfermos, les cierra esta posibilidad. Hasta hace pocos años, estos niños considerados con "necesidades especiales", no formaban parte de los procesos habituales de adopción.

No todos los pequeños tienen los mismos derechos

 

Aunque las recomendaciones del documento Derecho del niño y adopción nacional e internacional -Marco ético, Ginebra 1999-, hay una realidad social diferente. Este documento hace hincapié en los derechos del niño, no en el de los futuros padres. Señala que: "la adopción no se corresponde con los anhelos de los potenciales padres adoptivos", "la adopción es un derecho del niño que necesita una atención parental de sustitución permanente", "No es un derecho de los adultos de conseguir que se les confíe un niño porque lo deseen... ". Los futuros padres, los países de origen y las administraciones públicas de los países adoptantes deciden qué niños son o no aptos para la adopción.

Esta selección irracional entre niños "aptos" y "no aptos" comenzó por la gran cantidad de padres adoptantes que exigían que las autoridades locales les concedieran la adopción de niños y bebes totalmente sanos. En el caso de China, el país con mayor número de niños adoptados, ésta exigencia era solicitada por el 95% de los futuros padres adoptantes.

A raíz de éstas exigencias, las autoridades chinas comenzaron a priorizar orfanatos oficiales dónde los niños estuvieran sanos y en buenas condiciones. Mientras, los niños con problemas físicos y/o mentales eran aislados y marginados. Muchos sobrevivían a duras penas en orfanatos no reconocidos oficialmente. Todos ellos eran niños que no existían, niños sin pasado y sin futuro.

Huérfanos aptos y no aptos

 

La decisión de si un niño es o no apto para la adopción está determinado por el país de origen. El futuro del niño depende del informe que realiza el centro donde se encuentra. Dependiendo del país en este expediente se puede encontrar información sobre el estado de adopción, evolución personal y antecedentes médicos.
Este informe lo reciben las agencias internacionales de adopción para que decidan si el niño entre a formar parte de los procesos de selección. Si no hay informe, no hay ninguna posibilidad para el niño.

Una dificultad más para su adopción

 

Si en el país de origen los niños son considerados no aptos para la adopción por los problemas médicos, el los países de adopción las dificultades las crean las administraciones públicas. Da la sensación que quieren evitar que sus futuros ciudadanos no sean los "mas idóneos".

Hay varios motivos por lo que estos niños no son considerados convenientes de adopción por las instituciones de los países de adopción; tienen cardiopatías de diferente gravedad, labios leporinos y/o fisuras palatinas, cicatrices, quemaduras, manchas. En definitiva, problemas que en cualquier país de nuestro entorno tendrían una fácil solución.

Parecen no entender la decisión meditada y consecuente de las familias adoptantes de niños con "necesidades especiales".

El Pasaje Verde

 

Ante esta situación en China surgió un camino diferente en el proceso de adopción. Tal vez más complicado y arduo, pero al mismo tiempo, rebosante de solidaridad, es el Pasaje Verde. En él se incluyen a los niños que han sido rechazados por los solicitantes de adopción o la propia autoridad China; son los niños y niñas calificados con "necesidades especiales".

Este camino "diferente" de adopción es elegido por futuros padres que priorizan el derecho del niño a tener un hogar, sentirse querido y ser aceptado sin condiciones. "Son como otros niños, pero además, necesitan un cuidado especial."

Muchas padres adoptantes que se acogieron al programa "Pasaje Verde" comenzaron a asociarse creando diversas asociaciones de familias adoptantes. Una de ellas, -Hijos Que Esperan- ha comenzado a extender este nuevo modo de considerar la adopción a países de Sudamérica y África. Además colaboran en los proyectos de los países de origen e incluso aportan la ayuda económica para que los niños con "necesidades especiales" puedan ser intervenidos en primera instancia. Así mejoran su calidad de vida y aumentan sus posibilidades de adopción.

También la asociáción Love Without Boundaries busca cambiar la situación de todos estos niños. Hace hincapié en que son ellos quienes tienen el derecho de formar parte de una familia y las "pequeñas diferencias" que sufren, no deben de convertirse en un impedimento para ofrecerles la posibilidad de un futuro mejor.

Fuente: http://joseba-a-bontigui.suite101.net/el-pasaje-verde-un-camino-diferente-para-ser-padres-a65628



A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...