lunes, 2 de abril de 2012

Enrique Vila novela el drama de los 'niños robados' para lanzar "un grito" contra el olvido



Enrique J. Vila (Valencia, 1965) acaba de publicar 'Mientras duró tu ausencia' (Temas de Hoy), una obra en la que novela la tragedia de los 'niños robados' con el objetivo de "lanzar un grito contra el olvido de un episodio dramático de la historia de España" que es "la gran asignatura pendiente de la transición, pero también de la democracia".

   Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a Europa Press el autor y abogado, que en enero de 2011 presentó ante la Fiscalía General del Estado la denuncia colectiva de la asociación Anadir por el caso del supuesto tráfico de bebés y actualmente representa la defensa de cientos de afectados por la presunta trama.

   Tras escribir algunas historias cortas a modo de ensayo y artículos de opinión, el letrado se ha decidido ahora a adentrarse en "el dolor de las mujeres a las que les arrebataron a sus hijos" a través de la historia real de María, un relato que impresionó a Vila porque "tuvo que sufrir dos veces el mismo drama".

   María nació en 1947 en la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia  --donde, por cierto, también lo hizo el propio Vila, que fue adoptado por un matrimonio valenciano-- y fue entregada en adopción. A los 15 años quedó embaraza y fue obligada por sus progenitores --sin saber que estos no eran sus padres biológicos-- a entregar al bebé. A los 50 años, descubrió gracias a una tía, que era adoptada y desde entonces inició la búsqueda de su madre y de su hija, con la que finalmente se reencontró.

   Vila, que reconoce que el libro "va a levantar ampollas", señala que la novela está "inspirada" en la vida de la María pero se permite algunas licencias literarias, tomando detalles de otros casos y de diferentes casas cuna. Aun así, subraya, "todo lo que se cuenta es verdad: el régimen casi carcelario al que aquellas mujeres, casi crías, se veían sometidas".  

   Enrique Vila confiesa que durante la redacción de la obra ha tenido "momentos de mucha emoción en la intimidad del escritor" pero se ha mostrado convencido de que "la literatura cumple una función artística pero también social". "Mis palabras se las llevará el viento pero los libros quedan para dejar testimonio de lo que pasó a todas las familias", ha agregado.

   El autor considera "algo bueno" que los casos de 'niños robados' hayan salido a la luz, porque se trata de "uno de los secretos más sangrantes de la democracia". Sin embargo, ha advertido de que esto no es suficiente, ya que, en su opinión, "debe haber un castigo y unas indemnizaciones judiciales".

   En este sentido, ha expresado su temor de que se esté preparando el terreno para el "archivo masivo" de muchas de las causas abiertas, "más del 80 por ciento", basándose en que los delitos han prescrito --"algo en lo que muchos juristas no están de acuerdo", ha hecho notar-- o en la falta de pruebas o imputados.

   También apunta en esta dirección, ha observado, la sentencia del Tribunal Supremo en el caso de la investigación de los crímenes del franquismo del juez Baltasar Garzón. "Estamos en un país en el que muchos españoles no son hijos des sus padres y van a morir sin saberlo", ha recalcado.

"DELITO CONTRA LA HUMANIDAD"


   El letrado apunta que el actual Gobierno --"aunque tampoco hizo nada el anterior"--, en vez de pedir perdón, está tratando de "desjudicializar este proceso", lo que a su parecer "no se puede permitir porque es un delito contra la humanidad, prácticamente un genocidio, que pudo haber afectado a entre 300.000 y 400.000 personas", ha aseverado.

   El abogado ha señalado que "las fiscalías están trabajando muy bien y se están haciendo exhumaciones y en 13 de las 16 realizadas no se han hallado restos óseos". En Valencia, ha recordado, se han hecho hasta ahora dos --sí se han localizado restos-- y cinco en Alicante, donde "solo han aparecido en una fosa común y ahora se están analizando para comprobar el ADN".  

   Vila ha considerado "insuficiente" que se pretenda "dar carpetazo" al tema abriendo una oficina administrativa para buscar familiares, por lo que ha avanzado que si la vía jurídica se cierra en España acudirá a los tribunales internacionales.
   "Este es un delito ordinario cometido por un grupo de mafiosos que consiguió un importante patrimonio con el tráfico de bebés", ha dicho Vila, que ha insistido en desvincular este asunto de la memoria histórica, algo por lo que, dice, aún es "muy criticado".

A lo mejor también le interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...